'Gastro-planes' para el fin de semana

'Gastro-planes' para el fin de semana

El mejor queso manchego, un menú ‘de película’, los ricos vinos del Penedès y la última terraza que ha desembarcado en Ibiza protagonizan esta semana nuestra agenda

Por

DELICIOSAS TAPAS, EN ‘ESTADO PURO’

Sublimotion

VER GALERÍA
Pulsa sobre la imagen para acceder a la galería fotográfica

 
En realidad se trata de una experiencia gastronómica de lujo, tan novedosa como imaginativa: una mesa, 12 plazas, 20 personas trabajando al servicio del show, y un menú de alta cocina que sirve como hilo conductor de lo que, durante casi tres horas, se convierte un verdadero espectáculo culinario-audiovisual donde todos los sentidos del comensal están implicados. 

Que el elevado precio de esta novedosa experiencia sea o no merecido, es algo que sólo podrán juzgar quienes tengan la enorme fortuna de vivirla. Algo que, desde luego, no está al alcance del común de los mortales. Por eso, lo que hoy te proponemos como ‘gastro-plan’ es disfrutar de la cocina de este magnífico chef de un modo mucho más informal y económico… Y es que, en este mismo hotel de Ibiza, Roncero acaba de abrir una nueva ‘sucursal’ de sus conocidos gastrobares madrileños ‘Estado Puro’ (el original, que abría sus puertas en 2008 en el NH Paseo del Prado y, su ‘hermano pequeño’, en el NH Palacio de Tepa, poco tiempo después).

VER GALERÍA


Así, el concepto que desembarca en Ibiza es el mismo: un local de estética moderna, rompedora y ‘neo-cañí’, cuya carta se basa en la oferta de tapas tradicionales y raciones elaboradas con productos de primera y una cuidada presentación. De esta forma, no faltan en el local de Ibiza clásicos de la casa como ‘tortilla española del siglo XXI’, ensaladilla rusa, patatas bravas, pulpo a la gallega, tostas, bocadillos de autor, croquetas… Además, dado el perfil internacional del turismo que visita Ibiza, el comensal puede disfrutar también de otros platos más ‘globales’ actualizados bajo el 'sello Roncero': bogavante con sopa de aceite y pomelo rosa, ñoquis de polenta y queso al pesto con sepietas, sopa de aceite de oliva sobre dashi caliente, tataki de pez mantequilla…

VER GALERÍA

Todo ello en un local con clara vocación de seguir expandiéndose. De hecho, en unas pocas semanas, los ciudadanos de Shanghài tendrán ocasión de saborear estas ricas tapas gracias a la inminente apertura de un nuevo ‘Estado Puro’ en esta pobladísima ciudad china. 

LOS VINOS DEL PENEDÉS, A RITMO DE JAZZ

Viajamos ahora hasta tierras catalanas. En concreto, lo hacemos hasta Villafranca del Penedès, municipio barcelonés que este fin de semana acoge una nueva edición (y ya van ocho) de su original certamen ‘ViJazz Penedès’. 

VER GALERÍA

 
Una cita que ofrece a sus asistentes la posibilidad de disfrutar de actuaciones de importantes artistas internacionales de jazz (en año, por ejemplo, figuran en el cartel músicos como Michel Camilo, Avishai Cohen, Gregory Porter…), mientras se descubren y catan los mejores vinos y cavas enmarcados en la Denominación de Origen Penedès.

El acceso a la feria es gratuito, mientras que la degustación de vinos funciona a través de un sistema de tickets (el bono de 10 euros incluye tres degustaciones, una copa Riedel, y acceso a la zona de sillas de los conciertos).

VER GALERÍA

 Además, la organización de este ‘enofestival’, que cuenta con presencia de más de 40 bodegas y alrededor de 300 referencias de vino, ha previsto también un apetecible programa de actividades paralelas (algunas de pago y otras gratuitas). Desde sesiones de catas y maridajes, a exposiciones relacionadas con el mundo del vino, visitas a bodegas, visitas culturales… En la web de ‘ViJazz Penedès’ se puede consultar toda la información relativa al certamen, horarios, precios, etc.

OCHO APELLIDOS VASCOS: DEL CINE A LA MESA

Y de un excelente maridaje entre vino y música, a otro no menos apetecible entre cocina y cine. Es la propuesta del restaurante madrileño ‘El Pitaco’ que, inspirándose en algunas de las escenas y diálogos de la popular película ‘Ocho apellidos vascos’ (el éxito cinematográfico de la temporada), ha elaborado un menú con sabor típicamente euskaldun.

VER GALERÍA

Y es que la gastronomía también cuenta con su pequeño papel en esta divertida cinta, protagonizada por Dani Rovira y Clara Lago. En ella se hace mención a distintos platos y productos de Euskadi: alubias, hongos, bacalao, txipirones, merluza, pimientos de piquillo, txangurro, txuletón… Delicias que los fogones de ‘El Pitaco’ adaptan a su estilo para la configuración de dicho menú bautizado con el nombre de ‘Basko Polita’.

Así, estos ‘suculentos apellidos’ toman forma de entrantes (Crema de alubias con morcilla, panceta y berza; Croquetas de bacalao; Salteado de hongos y pimiento del piquillo relleno de txangurro); seguidos por dos platos principales (Txipirón de anzuelo en su tinta con lomito de merluza, y Tako de txuletón de buey con pimiento de Gernika). Como dulce colofón, dos postres muy característicos del recetario vasco: Pantxineta (a base de hojaldre, almendras, crema y azúcar glas) y Goxua (con nata, bizcocho, crema pastelera y caramelo líquido).

VER GALERÍA

 
Todos estos platos se maridan con diversos vinos representativos de Euskadi: Txakoli, tinto de la Rioja Alavesa, patxaran... Un verdadero menú ‘de cine’, cuyo precio es de 34 euros (29,50 si el grupo supera los seis comensales). ¡Buen provecho!, o como dirían los protagonistas de la película… On egin! 

UN PEQUEÑO PARAÍSO PARA LOS AMANTES DEL QUESO

Terminamos hoy en la localidad de Manzanares (Ciudad Real). Llegamos hasta allí guiados por un inconfundible y delicioso aroma a queso. Y es que este pueblo puede presumir de acoger en pleno centro de su casco histórico el ‘primer museo de queso Manchego del mundo’.

Ubicado en una casa solariega de finales del siglo XVIII, este museo propone al visitante un sabroso recorrido en el que se muestra el proceso de elaboración de este famosísimo y exquisito queso, desde la obtención de la materia prima -la leche de oveja manchega-, hasta la consecución del producto final. 

Otra de las estancias de la casa hace las veces de ‘Sala de catas’ donde se aprende a identificar y degustar el queso manchego a través de los sentidos. Asimismo, el museo cuenta también con un espacio especialmente diseñado para acoger exposiciones de arte en las que el queso tiene, de un modo u otro, protagonismo. Sin olvidarnos, cómo no, de su correspondiente tienda, donde todo ‘queso-adicto’ que así lo desee puede adquirir su ‘codiciado objeto de deseo’, así como distintos souvenirs