Martín Berasategui: 'Cocinar es una de las mejores cosas que podemos hacer para sentirnos bien y hacer dichosos a quienes tenemos alrededor'

Martín Berasategui: 'Cocinar es una de las mejores cosas que podemos hacer para sentirnos bien y hacer dichosos a quienes tenemos alrededor'

El prestigioso chef será uno de los artífices de la cena solidaria vasco-hindú que tendrá lugar próximamente en el 'Basque Culinary Center' de San Sebastián

Por

Tal y como te contábamos hace sólo unos días, el viernes 9 de mayo San Sebastián acogerá una cena muy especial donde la gastronomía vasca y la hindú se darán mano, y cuyos beneficios irán destinados a la ONG ‘Colores de Calcuta’. Un evento tan sabroso como solidario para el que se ha querido contar con un gran equipo de chefs ‘capitaneados’ por el reputado cocinero Martin Berasategui. Hola.com quiso aprovechar la oportunidad para mantener una charla con este maestro de los fogones:


VER GALERÍA
Pulsa sobre las imágenes para acceder a la galería fotográfica



-¿Cómo surge su participación en esta cena benéfica?, ¿por qué decidió implicarse con esta causa?

La colaboración surgió a través de Erika Beitia, organizadora de eventos y socia de la Fundación ‘Colores de Calcuta’, quien nos habló de la fundación y de la voluntad de organizar un evento diferente a su favor. Me impliqué en la causa porque siempre que puedo procuro hacer lo que está en mis manos por la gente que está en una situación más desfavorecida.

-¿Cómo animaría a la gente a participar en dicho evento solidario?

No sólo es un evento solidario; se trata de la primera fusión vasco-india realizada hasta el momento. Puedo asegurar que el menú no dejará indiferente a nadie. Les espera, por tanto, un menú sorprendente, además de un espectáculo de danza ritual hindú de una belleza extraordinaria y más sorpresas… No vamos a desvelarlo todo para no perder la magia.

-¿Ha tenido ocasión de viajar alguna vez a India?, ¿cuál es su percepción de aquel país?, ¿y de su cocina más tradicional?

Sí, he estado una vez y tanto el país como su cocina me parecieron fascinantes, con contrastes muy marcados e infinidad de matices. Visitar la India es una experiencia inolvidable y su cocina tradicional es tremendamente exótica, especiada y apetecible... Muy, muy interesante.
 

VER GALERÍA

 

-No es la primera vez que usted participa en un proyecto solidario para luchar contra el hambre, un problema que afecta a medio mundo, mientras el otro medio sufre de sobrepeso. ¿Cómo valora esta tremenda paradoja?

Como usted bien lo ha definido como una paradoja cruel, tremendamente injusta pero real. Es un tema de muy hondo calado y de no fácil resolución tal y como está configurado hoy en día el mundo.

-Usted forma parte del patronato del ‘Basque Culinary Center’, centro pionero que alberga la primera Facultad de Ciencias Gastronómicas en España, y que echó a andar en 2011. ¿Qué balance hace de estos primeros años de andadura?

Los cocineros vascos más relevantes decidimos estar en el patronato de esta universidad en sus inicios para ayudar en la medida de nuestras posibilidades porque pensamos que nuestra experiencia podía ser de utilidad a la hora de encarar un proyecto de estas características, pero la gestión diaria, una vez que echó a andar, es privada y ya no está en nuestras manos directamente, aún así por lo que tengo entendido el balance es muy positivo.

-Hoy en día la cocina está más presente que nunca en los medios. ¿Por qué cree que tienen tanto tirón los espacios dedicados al mundo de la gastronomía actualmente?

Por desgracia, en los últimos años nos hemos 'empachado' de malas noticias, poner cualquier telediario no hacía más que tuvieras ganas de apagar la televisión de inmediato. Yo creo que la gente ya tiene bastantes problemas y necesita un respiro. La gastronomía aporta esas dosis tan necesarias de bienestar y optimismo, cocinar es una de las mejores cosas que podemos hacer en el mundo para sentirnos bien y hacer dichosos a los de alrededor, por eso creo que los espacios dedicados a ello triunfan e interesan.


VER GALERÍA



-¿Cómo lleva eso de ser 'el cocinero con más estrellas Michelin en España'?

Con un enorme orgullo y también importantes dosis de responsabilidad, que me motivan en el día a día porque me hacen seguir perfeccionando y buscando la máxima excelencia, que es la premisa que siempre nos marcamos. Para mí todos los galardones son importantes, son siempre un empujón muy importante en la carrera de cualquiera pero las estrellas Michelin, por la rigurosidad y profesionalidad demostrada de la guía, me parecen la distinción más importante de todas, cuesta mucho conseguirlas y mantenerlas, así que estoy encantado.

-Además de ser uno de los mejores chefs del mundo, usted es también un gran ejemplo como gestor y empresario de éxito. ¿Qué consejo daría a la gente joven que, en estos tiempos tan complicados, tienen el deseo de emprender pero no se atreven a ‘dar el paso’?

Hay que tener un punto de arrojo y 'tirarse a la piscina', si no, no se consigue nada. Pero también recomiendo haber hecho una perfecta planificación anterior, tener todo lo más atado posible, pulir mucho el proyecto, que la improvisación no tenga cabida. Si lo hemos pensado bien y lo tenemos claro, lo más probable es que salga bien, así que, como yo siempre digo, 'sin miedo, ni vergüenza, ni pereza'.


VER GALERÍA




-En alguna ocasión usted ha definido su cocina como ‘el reflejo de mi paladar, de mi sensibilidad y de muchos pequeños sueños’ ¿Con qué sueña últimamente Martín Berasategui?


Con infinidad de cosas, soy tremendamente inquieto y no puedo parar nunca, mi cabeza es un hervidero, siempre se me presentan nuevos retos, pero básicamente quiero seguir haciendo lo que he hecho siempre y más me ha apasionado: cocinar y hacer felices a mis comensales y a mi gente.

-Una de las recomendaciones más recurrentes de los cocineros a la hora de colgarse el delantal es apostar siempre por los alimentos de temporada. Dígame uno o dos productos típicamente primaverales que le gusten de forma especial.

Me lo pones difícil, la cesta de la compra de primavera y verano me gusta especialmente. Me entusiasman los guisantes de primavera, los espárragos, las anchoas, las ciruelas, las frambuesas, los fresones, y tantos otros productos. Cada uno tiene sus especificidades pero el mejor consejo que se puede dar para su uso en cocina es que, si damos con un producto excepcional, es importante saber respetarlo en toda su naturalidad y frescura, dándole el protagonismo que merece.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.