Las hermanas Artiles, Claudia y Eugenia Ortiz... brindan con cava en la noche madrileña

El Hotel Villa Magna de la capital acogió una glamurosa fiesta con el objetivo de dar a conocer la cualidades del cava rosado, bebida perfecta para los calurosos días y noches de verano

por hola.com

Normalmente asociamos su consumo a celebraciones especiales como la Navidad, los cumpleaños, los aniversarios... Sin embargo, cualquier día de verano puede convertirse en una oportunidad estupenda para disfrutar de una refrescante copa de cava. Precisamente con el fin de dar a conocer la cualidades de esta espumosa bebida durante el período estival (en su versión ‘rosada’), el hotel Villa Magna de Madrid acogió ayer una glamurosa fiesta, que contó con la presencia de diversos rostros conocidos. Así no quisieron perderse tan ‘burbujeante’ cita las modelos Ariadne y Aida Artiles o las también hermanas Claudia y Eugenia Ortiz, hijas de Bertín Osborne.

Nosotros aprovechamos hoy la celebración de esta fiesta para ofrecerte una serie de recomendaciones que el ‘Consejo Regulador del Cava’ nos propone para sacar el máximo partido a esta bebida, ideal para los días de calor:

  • Si tienes la posibilidad, compra el cava directamente en la bodega o bien en tiendas especializadas u otros establecimientos que dispongan de locales adecuados para su conservación.
  • No es recomendable que el cava envejezca en casa una vez lo hemos comprado. No obstante, se podrá guardar varios meses sin que se resienta su calidad siempre y cuando se conserve en condiciones óptimas: tumbado, en una zona oscura, a una temperatura de unos 15ºC y una humedad relativa del 60%-70%.
  • La mejor forma para enfriar el cava es introduciendo las botellas en un recipiente que contenga mitad hielo y mitad agua, como mínimo media hora antes de su consumo. También se puede meter en la nevera, teniendo en cuenta que se precisan mínimo tres horas para enfriarlo.
  • La temperatura ideal para servir los cavas jóvenes es de 6ºC a 8ºC y los crianzas entre los 8ºC y los 10ºC, teniendo en cuenta que al servirlo sufre un incremento de 2 a 3 grados.
  • Para servir el cava se coge la botella por el cuerpo, nunca por el cuello (resulta incómodo y antiestético). El cava debe resbalar lentamente sobre la pared de la copa sin sobrepasar 2/3 de su capacidad. La espuma, a veces, impide que la copa pueda llenarse de una sola vez.
  • Las copas idóneas para servir el cava son de cristal blanco y transparente, altas y en forma de tulipa para visualizar la columna de burbujas que forma y disfrutar de su aroma. Es aconsejable sujetar las copas por su pie para no calentar el cava.
  • Si lo tomas como acompañante de marisco, pescado o entrantes, puede optar por un cava brut o extra brut joven. Para las carnes y en general platos más condimentados, éste deberá ser un cava gran reserva brut o brut nature de cierta crianza para dar más cuerpo a las comidas. Para los postres, se recomienda el cava semi-seco o dulce aunque, como siempre, esto dependerá del gusto de cada comensal.

¿Sueles optar por el cava como bebida para el aperitivo o las comidas durante los meses de verano? Participa en nuestro Foro de Cocina.


Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie