Bocadillos 'veraniegos': y estos ingredientes… ¿con qué pan combinan mejor?

Que un bocadillo resulte sabroso tiene mucho que ver con los alimentos que elijamos para su preparación, pero también con el tipo de pan empleado. Estos son algunos consejos para conseguir la combinación perfecta.

por hola.com

Mucho ha llovido desde que, allá por 1748, el Conde de Sandwich pidiera a sus empleados domésticos que le sirvieran la carne entre dos panes para poder seguir jugando a las cartas (su hobby favorito) sin mancharse los dedos. Fue, según se cuenta, el nacimiento del sándwich, bocado que desde entonces ha recorrido un largo camino, sin perder nunca su popularidad y practicidad, dando lugar a mil y una versiones.

VER GALERÍA

Y es que hoy día, las posibilidades que encontramos a la hora de preparar un rico bocadillo (una opción especialmente habitual durante las vacaciones, con motivo de excursiones al aire libre; ya sea a la playa, al campo durante un día de picnic, etc) son casi infinitas. No sólo en lo relativo a los ingredientes, sino también al tipo de pan elegido: de semillas, de avena, de espelta… No todos combinan igual de bien con los distintos alimentos. ¿Qué tener en cuenta para dar con la ‘armonía’ perfecta?. El artesano panadero Moncho López, de las tiendas ‘Levadura Madre’ de Madrid, nos ofrece unos consejos prácticos en este sentido:

VER GALERÍA

-Embutidos italianos: Para este tipo de sabores, como el del salami o la mortadela, podemos buscar un pan tipo focaccia, con aromas mediterráneos. Su propuesta: bocadillo de salami, mozzarella de bufala, tomate seco, rúcula fresca y un pan de aceitunas negras.

-Jamón: En este caso, hay que dar con un pan de corteza crujiente, con miga alveolada y sabor a aceite de oliva. Su propuesta: jamón ibérico, tomate asado, rúcula y aceite de oliva especiado sobre un pan de cristal.

-Salmón: Con este ingrediente hay que buscar un pan con sabor algo más intenso. Su propuesta: pan de centeno, cebada y avena y, además de salmón, espinacas frescas, pimiento rojo asado y crema de queso.

-Pollo: Cuando se elabora un bocadillo (y cualquier plato) hay que pensar no sólo en el sabor y la textura, sino también en la apariencia, porque casi siempre comemos con la vista. El pollo apenas tiene color por lo que hay que encontrar un pan que contraste y le dé vistosidad. Su propuesta: pollo, calabacín a la plancha, queso brie, salsa casera de miel y mostaza, sobre un pan con semillas de calabaza y láminas de sal.

VER GALERÍA

-Vegetal: En este caso hay que tener muy en cuenta las texturas de los ingredientes del relleno. Hablamos por tanto de utilizar un pan ‘soft’, que se sujete bien y que sea fácil de comer. Su propuesta: pan multicereal, tomate fresco, zanahoria rallada, espinacas, queso feta y humus.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie