Repostería de verano: ¡dale un toque diferente a tus postres helados!

El chef Juan Pozuelo nos enseña a preparar cuatro recetas dulces y muy refrescantes, todas ellas con un ingrediente común: el aceite de oliva virgen extra. Y es que el llamado ‘oro líquido’ aporta deliciosos matices también en el terreno de la repostería. Pero… ¿qué variedad combina mejor con cada postre? ¡Pozuelo nos lo cuenta!

Por hola.com

Pilar fundamental de la dieta mediterránea, el aceite de oliva virgen extra cuenta (al igual que el vino, la cerveza, etc) con sus propias reglas de maridaje. De hecho, ya os hemos contado –de la mano de ‘Aceites de Oliva de España’ y su embajador, el chef Juan Pozuelo-, las combinaciones que mejor funcionan en cocina cuando empleamos una variedad de aceite u otra (ya sea de forma general; ya sea centrándonos en productos o elaboraciones concretas como los quesos, los platos de cuchara, los distintos panes, ¡incluso los populares ‘smoothies’!).

Hoy Pozuelo nos quiere demostrar cómo los AOVES (aceites de oliva virgen extra) pueden aportar también grandes matices en el terreno dulce. Para ello nos da receta de cuatro postres fríos, perfectos para los menús de verano, y para cuya elaboración el cocinero emplea algunas de las variedades de aceite más comunes: Arbequina, Cornicabra, Picual y Hojiblanca.

COPA HELADA DE CHOCOLATE, CON ARBEQUINA

Ingredientes:
50 g de aceite de oliva virgen extra de la variedad Arbequina, 300 g de cobertura negra, 0,25 l leche evaporada, 0,5 l nata, 100 g de brownie, 100 g de frambuesas, canela en polvo, 75 g de sirope de chocolate.

Elaboración:
Fundir la cobertura de chocolate en el microondas, junto con la leche y el aceite de oliva, a baja potencia con cuidado para evitar que se queme. Montar la nata dejándola ligera. Incorporarla a la cobertura fundida y mezclar bien, hasta obtener una crema homogénea. Añadir el brownie en trozos irregulares y las frambuesas. Rellenar las copas o vasos de servir con la ayuda de una manga, intercalando capas de crema con sirope de chocolate. Introducir una hora en el congelador. Servir decorando con virutas de chocolate y canela en polvo.

GRANIZADO DE CAFÉ, CON CORNICABRA

Ingredientes:
50 g de aceite de oliva virgen extra de la variedad Cornicabra, 0,5 l de café infusionado, 0,5 l de leche evaporada, 100 g de leche condensada, granos de café de caramelo, canela en rama.

Elaboración:
Mezclar la leche evaporada con el café y congelar. Una vez congelado, triturar junto con la leche condensada y el aceite de oliva en batidora americana. Servir decorando los granos de café y la canela en rama.

‘BISCUIT’ CON FRUTOS SECOS, CON HOJIBLANCA

Ingredientes:
50 g aceite de oliva virgen extra de la variedad Hojiblanca, 200 g nata líquida para montar, 200 g frutos secos variados, 4 huevos batidos, 125 g de azúcar, canela en polvo.

Elaboración:
Triturar los frutos secos o rallarlos muy finos. Montar la nata. Batir los huevos con el azúcar hasta que queden espumosos, como para bizcocho. Mezclar el batido con la nata montada suavemente, para que no se baje. Añadir con delicadeza los frutos secos y el aceite de oliva. Verter en un molde de silicona y congelar de 4 a 6 horas. Desmoldar y decorar al gusto. Por ejemplo, con un culis de fruta, fruta fresca al gusto (las frambuesas van muy bien a este postre), canela y unas hojas de menta o hierbabuena.

POSTRE DE ZUMO DE NARANJA, CON PICUAL

Ingredientes:
50 g de aceite de oliva virgen extra Picual, 0,5 l zumo de naranja natural, 0,5 l nata para montar, 10 g de gelatina, 1 manojo de menta fresca, 100 g de azúcar de caña, cardamomo rallado, chocolate para decorar.

Elaboración:
Hidratar la gelatina en agua fría y fundirla en el microondas. Incorporar poco a poco el zumo de naranja hasta integrarlo. Dejar que coja algo de cuerpo sin llegar a gelificar. Montar la nata con el azúcar y una pizca de cardamomo rallado. Mezclar la nata y la naranja con suavidad. Añadir el aceite de oliva y deja reposar en frío una media hora. Rellenar unas copas con la ayuda de una manga pastelera y congelar. Decorar con el chocolate rallado y unas hojas de menta.