Experiencias 'gastro': ¡sorprende a tus invitados con una cata de panes y aceites!

De centeno, de trigo, de frutos secos, de miel, de hierbas… ¿qué tipo de pan combina mejor con cada tipo de aceite? Sigue estas pistas y disfruta de una cata… ¡de ‘toma pan y moja’!

por hola.com

Son dos de los pilares básicos de la saludable dieta mediterránea. Nos referimos al pan y al aceite, cuyo maridaje resulta uno de los bocados más exquisitos. ¿Quién puede resistirse a una rebanada de pan artesanal 'regado' con un buen chorro te aceite de oliva virgen extra? Sin embargo, no todas las variedades de aceite combinan del mismo modo con todos los tipos de pan.

Y es que, como ya te hemos contado en anteriores ocasiones, cada aceituna (Hojiblanca, Cornicabra, Picual…) nos ofrece, debido a sus propiedades organolépticas, mejores o peores maridajes en función de los alimentos o recetas con los que vayamos a degustarlas.

Algo que tampoco escapa al terreno de los panes. ¿Cuáles son los mejores ‘matrimonios’ en este sentido? Te ofrecemos algunas pistas que nos llegan de la mano de la ‘Interprofesional del aceite de oliva’ y te proponemos que las lleves a la práctica organizando en casa una divertida y deliciosa cata de panes y aceites. ¡Toda una experiencia 'gastro' que dejará a tus invitados con el mejor sabor de boca!

ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA DE LA VARIEDAD ARBEQUINA

Los aceites elaborados con esta aceituna combinan muy bien, por su suavidad y su sabor dulce, con panes delicados y aromáticos. Resulta toda una experiencia con pan de pasas y naranja, pan de miel o pan de higos. También se disfruta plenamente con los panes elaborados de forma tradicional. Entre ellos, algunos de los que más potencian las propiedades de la Arbequina son el Pa de Pagès Català, la tradicional barra, el pan de Escanda o el pan de Ronyó.


Pan de pasas

ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA DE LA VARIEDAD CORNICABRA

La pujanza y el ligero amargor de estos aceites hacen de ellos los más apropiados para disfrutar con panes de miel, de orejones y pan de frutos secos. Esta variedad también resulta ideal para ser degustada en compañía de panes tradicionales españoles como el pan de Cea, el pan 'lechuguino' (típico de la provincia de Valladolid), o la clásica chapata.


Pan de orejones

ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA DE LA VARIEDAD HOJIBLANCA

La suavidad de esta variedad marida con prácticamente cualquier tipo de pan, sobre todo aquellos con aromas más sutiles como los de especias, de hierbas, de espelta o los de centeno. Entre los panes comercializados en España, los que mejor maridan con los virgen extra de Hojiblanca son los de Alfacar, el bollo Sevillano o la Rosca gallega.


Pan de centeno

ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA DE LA VARIEDAD PICUAL

Por su intensa personalidad, los aceites de esta variedad nos animan a disfrutarlos en compañía de panes de miga contundente y de sabores potentes. Tanto los candeales como los panes de cebolla y tomate, y los de queso, resultan idóneos. Lo mismo sucede con los panes de la IGP Pan de Cruz (Ciudad Real) o con otros como la Hogaza de León, el Pan de Pintera y el de Moña. Todos ellos presentan un perfil organoléptico que se disfruta plenamente en compañía de un Picual.


Pan candeal

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie