Una deliciosa receta… ¡que no es lo que parece!

Platos que, a los ojos del comensal parecen una cosa, y al degustarlos… ¡sorpresa! Nada que ver con su primera apariencia. Se llaman trampantojos, y hoy queremos ponerte algunos ejemplos.

por hola.com

‘Trampa o ilusión con que se engaña a alguien haciéndole ver lo que no es’. Ésta es la definición que la RAE nos ofrece sobre la palabra ‘trampantojo’. Un término y, por extensión, una técnica, que importantes chefs han aplicado al mundo de la cocina con muchísimo éxito. El objetivo: divertir al comensal, mostrándole algo que luego no es. Eso sí, no sólo vale la ‘estética’; el sabor es igualmente importante. ‘Si haces un trampantojo y luego no está bueno no sirve de nada’, asegura Diego Guerrero (quien fuera chef del madrileño ‘El Club Allard’, premiado con dos estrellas Michelin, e inmerso ahora en la apertura de su propio restaurante en la capital). 


VER GALERÍA
PULSA SOBRE LAS IMÁGENES PARA ACCEDER A LAS AMPLIACIONES
 

Y es que Guerrero es uno de los grandes cocineros a los que les gusta poner en práctica este tipo de recetas. ¿Una de las más conocidas?: su creación ‘Esto no es huevo’, que a pesar de su aspecto, consistía en realidad en un postre a base de chocolate, leche gelificada y crema de mango. Él mismo contó el proceso de elaboración en el exitoso programa ‘Top Chef’.  

Lo que nosotros queremos proponerte hoy es algo similar. Un pequeño divertimento en forma de receta que, a primera vista, podría engañar al ojo, tratándose de algo bien distinto. Si observamos la imagen, tal vez nos parezca un plato con la morcilla como ingrediente principal cuando, en realidad, se trata de un rico postre a base de chocolate y queso mascarpone: 


VER GALERÍA
'Morcilla de chocolate con espuma de mascarpone'

 

INGREDIENTES: (4 personas)

-Para el merengue:
250 g de claras de huevo
500 g de azúcar

-Para la espuma:
500 g de mascarpone
375 ml de nata
225 g de merengue
7 g de gelatina en hojas

-Para la morcilla de chocolate:
200 g de bollo del día anterior
150 g de mantequilla en pomada
2 huevos
100 g de azúcar
200 g de chocolate de cobertura.

-Para decorar:
berros
2 c.s. de culís de frambuesa.

ELABORACIÓN:

El merengue:
Calentar en un cazo 400 g de azúcar con 100 ml de agua hasta 120ºC. Batir las claras con el azúcar restante hasta punto de nieve con varillas eléctricas. Añadir el azúcar en hilo y seguir batiendo para evitar que se enfríe y lograr que solidifique.

La espuma:
Poner la gelatina en remojo en agua fría. Montar la nata bien firme y añadirla a la preparación anterior con la gelatina escurrida. Reservar en frío.

La morcilla:
Desmenuzar el bollo. Echar en una cazuela el chocolate troceado con el azúcar y calentar al mínimo. Incorporar el huevo removiendo continuamente. Añadir el bollo desmenuzado, la mantequilla y seguir mezclando hasta obtener un compuesto uniforme. Poner una hoja de film sobre la mesa de trabajo, envolver la mezcla y darle forma de morcilla con las manos. Reservar 2 horas en la nevera.

Presentación:
Cortar la 'morcilla' en rodajas y repartirlas en los platos alternándolas con unas filigranas de espuma de mascarpone. Decorar con unos berros y unas gotas de culís de frambuesa.




Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie