En el mercado: ¿cómo elegir las mejores uvas?

Esta rica fruta encuentra ahora uno de sus mejores momentos para el consumo

por hola.com

Muchas veces asociamos más su consumo a las fiestas navideñas, pero cuando realmente encuentran las uvas su mejor temporada para el consumo es ahora, en los meses de otoño. Las variedades se cuentan por miles (existen alrededor de 3.000) y se clasifican en dos grandes grupos. Por un lado, las uvas de mesa -que se consumen tanto frescas o como en forma de uvas pasas-, muy carnosas y de semillas grandes. Y por otro, las uvas viníferas, menos dulces e ideales para la elaboración de vinos (blancos o tintos, en función de la variedad).




Nos detenemos hoy en el primer grupo, las uvas de mesa, entre cuyas variedades más consumidas se encuentran albillo, moscatel, aledo, villanueva, chelva, palomino y vinapoló. Si te gusta esta saludable fruta (aporta vitaminas, minerales –especialmente potasio- y resultan muy energéticas), no te pierdas estos sencillos consejos para su compra y posterior conservación:

  • Los racimos deben ser macizos y los frutos firmes, con la piel lisa y tamaño uniforme.
  • Las variedades negras o rojas no deben presentar ninguna señal verde.
  • Al comprarlas se debe agitar el racimo muy suavemente; los granos deberán permanecer en su sitio y, si cae alguno, querrá decir que la uva está demasiado madura.
  • Si quieres que en casa duren más, se conservan bien en bolsas de papel y colgadas hacia abajo, para que los granos se separen unos de otros y no se toquen entre sí.
  • En el frigorífico pueden conservarse hasta 15 días.
  • Es recomendable sacarlas de la nevera una hora antes de consumirlas para que mantengan todo su sabor y aromas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie