Diez trucos para sacar el máximo partido a las verduras y hortalizas

Te contamos cómo evitar el fuerte olor que desprende la coliflor al cocer; cómo conseguir que no lloren los ojos al picar cebolla; que las alcachofas mantengan su forma el ser cocinadas...

por hola.com

Facilitan el tránsito intestinal, son una buena fuente de vitaminas y minerales, nos ayudan a combatir la anemia, su consumo aporta pocas calorías al organismo... Las bondades de las verduras y hortalizas son múltiples. Pero lo mejor es que, bien cocinadas, pueden ser el ingrediente principal de sabrosísimas recetas. He aquí unos pequeños consejos para sacarles todo el partido:

  • La cebolla, cuando se toma cruda, pierde su sabor picante si se deja unas horas antes picada y sumergida en un poco de vinagre. Además, si queremos evitar el molesto escozor de ojos, la picaremos bajo un chorro de agua fría, o bien, la escaldaremos un minuto en agua hirviendo.
  • Si al cocer las espinacas se les añade un poco de azúcar, conseguirás eliminar totalmente el sabor a tierra que en algunas ocasiones tienen.
  • A la hora de preparar las alcachofas, si quieres que éstas conserven perfectamente su forma, átalas con un poquito de cuerda fina alrededor de las hojas.
  • Para evitar el mal olor en la cocción de la coliflor, puedes echar en el agua al hervirla un trozo de pan mojado en leche. También puedes añadirle unas hojas de laurel.
  • Si no deseas pelar las judías verdes, el medio más sencillo y rápido para quitar las hebras es sumergirlas durante tres minutos en agua hirviendo. Tras escurrirlas, los bordes saldrán prácticamente solos.
  • Recuerda que a la hora de cocerlas, es preferible optar por las zanahorias más pequeñas pues resultarán más tiernas.
  • Cuando la col es verde y dura conviene cocerla en dos aguas para hacerla más digestible.
  • Para quitar el amargor de los espárragos trigueros deben echarse, una vez picados y sin lavar, en aceite hirviendo. Hay que dejarlos ablandar sin dorarse.
  • Si queremos que las verduras en general estén especialmente verdes y tiernas es aconsejable echar cuando hierven un pellizco de bicarbonato sódico.
  • Si, por el contrario, queremos que queden más firmes, les añadiremos un chorrito de vinagre.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie