Repostería de temporada: 'crumble' de cerezas, paso a paso

Harina, mantequilla, azúcar y las frutas que más nos gusten son los ingredientes básicos para preparar este postre con sabor inglés. Nosotros hoy apostamos por las ricas cerezas, ahora en un buen momento para el consumo.

por hola.com

No siempre es sencillo conocer a ciencia cierta el origen de algunas recetas. En el caso de la que hoy nos ocupa, la dulce tentación inglesa bautizada bajo el nombre de ‘crumble’, parece que, una vez más fue la necesidad la que agudizó el ingenio. Así, según algunas teorías, durante la Segunda Guerra Mundial el duro racionamiento de alimentos hizo que la falta de productos como los huevos, la nata, los siropes... ofrecieran como resultado postres como éste, a base de ingredientes más ‘asequibles’: harina, manteca (generalmente mantequilla), un poco de azúcar y algo de fruta.

Cierta o no la teoría, de lo que no cabe duda es del rico sabor de este clásico de la repostería inglesa, que cuenta con tantas variantes como frutas queramos incluir. Y es que, aunque los crumbles más tradicionales son de manzana, pera, etc, podemos añadir otros frutos de nuestro gusto, como en el caso de este crumble de cerezas (un producto ahora de temporada), que te enseñamos a preparar en sólo cinco pasos. Apunta en primer lugar los ingredientes que necesitarás (para 4-6 personas):

Para el desmigado: 1 taza de harina;,100 g de mantequilla,100 g de azúcar, 50 g de almendras picadas. Para el relleno: 250 g de cerezas; 3 manzanas reinetas; azúcar; zumo de una naranja. Acompañamiento: crema fresca acidificada.

  • Poner la harina en un cuenco y mezclar con el azúcar y las almendras.
  • Añadir la mantequilla y amasar con los dedos hasta que la masa parezca unas migas gruesas.
  • Deshuesar las cerezas y pelar y trocear las manzanas.
  • Disponer la fruta en una fuente de horno previamente untada de mantequilla y regar con el zumo de naranja. Espolvorear con azúcar.
  • Colocar la masa desmigada sobre las manzanas y hornear hasta que se dore.

Presentación:
Servir aún caliente acompañado de la crema fresca acidificada. También se puede acompañar por una bola de helado, y recuerda que las cerezas y manzanas se pueden sustituir por otras frutas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie