x

Coctelería: el correcto uso de los refrescos a la hora de preparar un combinado

Resulta fundamental tener en cuenta los distintos matices y aromas de cada refresco si queremos obtener los mejores resultados

por hola.com

Que la coctelería es todo un arte es algo que muy pocos se atreven a poner en duda. Y es que para dar con un buen combinado son muchos los factores a tener en cuenta. Hoy nos vamos a centrar en los relacionados con el correcto uso de los refrescos. Cola, naranja, limón, tónica... cada uno cuenta con unas características organolépticas diferentes que sirven para potenciar y resaltar las cualidades de una mezcla. Así, por ejemplo, un cóctel que incluya una bebida refrescante con gas intensificará el sabor y el aroma y le otorgará cierta acidez; un refresco de limón ayudará a reducir el dulzor de un cóctel mientras que uno de cola ayudará a contrarrestar la acidez.  En general, los expertos hablan de cinco reglas principales a la hora de hacer un cóctel a base de refrescos:

  • Un cóctel no debe tener más de cinco ingredientes, incluida la bebida refrescante que incorpore.
  • El refresco no debe superar el 40% del cóctel.
  • Los refrescos determinan los ingredientes que se pueden añadir al cóctel. Si son claros (como el refresco de limón, la gaseosa o la tónica), se pueden mezclar con ingredientes densos como el helado. Los refrescos más oscuros como la cola o la naranja acompañan mejor a zumos de frutas como frambuesas, moras o grosellas.
  • Si el refresco tiene gas se añade siempre al final y directamente sobre el vaso o copa. (Si se agitaran en la coctelera se podrían perder las burbujas y por lo tanto su efecto refrescante y potenciador del sabor).
  • Una vez añadida la bebida refrescante al cóctel hay que removerlo todo con una cuchara mezcladora.

¿Qué tipo de cócteles te gustan más?, ¿Conoces alguna receta para preparar un combinado? Participa en nuestros Foros de Cocina.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie