Puré, deliciosa guarnición para los platos de carne o pescado

Desde el tradicional puré de patatas hasta otros menos clásicos los purés pueden convertirse en acompañante perfecto de numerosos platos.

por hola.com

Las bajas temperaturas hacen que los purés calentitos se sienten a la mesa en otoño e invierno convirtiéndose en entrante perfecto para entonar el cuerpo. Sin embargo, no hay que olvidar su utilidad como guarnición de platos de carne o de pescado. Se trata de purés más espesos (al triturarlos, reserva el caldo de la cocción, que sólo se añadirá si se precisa ) que, como decimos, sirven de contrapunto para numerosas recetas. Estos son sólo algunos ejemplos:

De patata:

El clásico entre los clásicos, el puré de patata resulta delicioso, especialmente si se prepara de forma casera.

De raíz de apio:
Pelar, trocear y cocer en agua con sal. Triturar y añadir mantequilla y pimienta.

De calabaza:
Pelar y trocear la calabaza. Añadir cebolleta y cocer en agua con sal. Triturar y añadir mantequilla o aceite de oliva virgen y pimienta.

De zanahoria o calabaza e hinojo:
Escaldar, escurrir y pasar a fuente de horno con mantequilla, sal, pimienta y unas semillas de cilantro. Dejar hacer en el horno con la fuente tapada hasta que esté tierno. Triturar.

De hinojo :
Cocer los bulbos de hinojo en agua con sal, triturar y agregar mantequilla y pimienta.

¿Conoces la receta de algún puré que resulte idóneo como guarnición? Cuéntanosla en nuestros foros.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie