¿Cuántos usos culinarios conoces de la miel?

Este producto cuenta con propiedades antisépticas, digestivas, diuréticas y calmantes. Además, sus aplicaciones en cocina son múltiples como sustitutivo del azúcar.

por hola.com

Ayuda a combatir resfriados y dolores de garganta; favorece la curación de algunas enfermedades estomacales; actúa como sustancia relajante; tiene un suave poder laxante; su alto valor energético la convierte en 'combustible' perfecto para luchar contra los síntomas de agotamiento; ayuda a frenar la aparición de radicales libres responsables del envejecimiento cutáneo... hablamos de la miel, uno de los alimentos con más beneficios de la cesta de la compra que, además, cuenta con diversas posibilidades culinarias. Estos son algunos de sus usos:

  • Para hacer caramelo, dejar hacer la miel en un cazo hasta que caramelice.
  • Para asados, mezclar con vino e incorporar con brocha hacia el final del asado de aves, cordero o cerdo.
  • Para salsas, dejar reducir la miel con un vino dulce. Si quieres hacer una salsa agridulce, pon miel en igual cantidad que vinagre o limón.
  • La tisana con limón o naranja y dos cucharadas de miel es perfecta para aliviar constipados o catarros.
  • Además, recuerda que la miel también tiene su función en cosmética (es ingrediente principal de mascarillas que ayudan a blanquear y suavizar la piel).


ALGUNOS CONSEJOS

  • Si la miel ha espesado demasiado y quieres darle su antigua consistencia caliéntala muy suave al baño María.
  • Si no quieres que se pegue a la cuchara, sumérjela ésta antes en agua fría.
  • El polen, tomado con un poco de miel en ayunas es muy bueno para regular el tránsito intestinal.

¿Conoces alguna receta con miel que quieras compartir con el resto de lectores? Participa en nuestro Foro de Cocina.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie