Ástrid Bergés-Frisbey, la española que enamora en Hollywood... ¡Exmarido de Madonna incluido!

La sirena catalana de 'Piratas del Caribe: En mareas misteriosas' será Ginebra en la próxima súper producción de Guy Ritchie

por hola.com

Aunque su nombre pueda despistar, Ástrid Bergés-Frisbey nació en Barcelona hace 28 años. Con cinco años su familia se mudó a Francia y en el año 2007 debutó en una serie de televisión allí. Desde entonces, la suerte, el trabajo y su enorme belleza la han encumbrado hasta donde está ahora... en Hollywood.

El director de cine Guy Ritchie –ex marido de Madonna- ha confiado en esta actriz de padre español y madre americana para encarnar a Ginebra, la esposa del rey Arturo (Charlie Hunnam) que se enamora del primer caballero de la Mesa Redonda, Lancelot (se rumorea que podría ser Jude Law), así volver a traer al cine la leyenda encontrada en los textos medievales galeses.

Sin embargo, esta producción –aunque sí es la más importante- no es el primer paso que da Astrid Bergés-Frisbey al otro lado del charco. En el año 2011, tras semanas de audiciones entre París, Los Ángeles y Londres, fue elegida por Rob Marshall y Jerry Bruckheimer para convertirse en Syrena en Piratas del Caribe: En mareas misteriosas. Así fue su debut, con los mejores productores y junto a Johnny Depp y Penélope Cruz.

VER GALERÍA

En ese momento, Ástrid recordó como con 16 años fue al cine con su familia en Barcelona para ver la primera entrega de la saga. Mucho ha llovido desde entonces, películas en España como el Sexo de los ángeles, junto a Álvaro Cervantes; cine independiente presentado en el Festival de Sundance, como I Origins; papeles protagonistas en Francia, como en la cinta Juliette, y un drama italiano que verá la luz a lo largo de este año.

Y es que a su talento y evidente belleza se suman a que Ástrid domina el español, el catalán, el francés, el inglés y se defiende holgadamente con el italiano. A sus raíces españolas por parte de padre y americanas por parte de madre, se suma que su abuelo materno es inglés y su abuela francesa.

VER GALERÍA

Aunque nunca ha perdido el contacto con España, es en Francia donde ha vivido la mayor parte de su vida. Delicada, natural y con ese halo parisino, esta barcelonesa, más que caminar flota por las alfombras rojas y las primeras filas de los desfiles de Channel. Con esas chaquetas tan Carolina de Mónaco, esa limpieza en la mirada tan Audrey Tautou y esa belleza a cara lavada tan Léa Seydoux, Ástrid Bergés-Frisbey ha demostrado tener un talento innato para meterse a golpe de casting a los grandes de Hollywood en el bolsillo.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie