Fallece la actriz Amparo Baró a los 77 años

por hola.com

La actriz Amparo Baró "ha fallecido esta mañana a las 8 en el hospital Puerta de Hierro", según ha confirmado su representante. La reputada intérprete, de 77 años, llevaba unos años apartada de los escenarios a causa de una enfermedad que no ha posido superar. La artista española se convirtió en uno de los rostros más populares tanto en el teatro como en el cine y la televisión.

VER GALERÍA

Sus últimas apariciones televisivas en Siete vidas y El internado le valieron el cariño y reconocimiento de toda la audiencia. Las reaccciones de sus compañeros y amigos no se han hecho esperar. Su compañero en la serie Siete vidas, Javier Cámara, que interpretaba el papel de su hijo Paco, ha lamentado su pérdida en su perfil de la red social Twitter. "Me he quedado huérfano. Toda la familia de cómicos también", ha afirmado.


La actriz ganó en 2007 el Premio Goya a mejor actriz de reparto por su papel en la obra Siete mesas de billar francés y en 2012 la Unión de Actores también reconoció la trayectoria de Baró y le entregó el premio a la mejor actriz de reparto de cine por su actuación en Maktub, en la que compartía cartel con Mariví Bilbao o Aitana Sánchez-Gijón. En 2013 la entonces Princesa de Asturias le entregó la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes por su triple condición de actriz de teatro, cine y televisión.

VER GALERÍA

Amparo Baró nació en Barcelona en 1937. Concluidos sus estudios de bachillerato, comenzó la carrera de Filosofía y Letras, que abandonó tras ver actuar a la actriz Asunción Sancho en Seis personajes en busca de autor y quedar fascinada con el teatro, género por el que siempre sintió una gran pasión. En 1957 hizo su debut en la obra El burlador de Sevilla y convidado de piedra. Pronto las grandes compañías empezaron a interesarse por esa chica que dejó la universidad por amor al arte, y fue contratada por la compañía del teatro Windsor de la Ciudad Condal. No pasó mucho tiempo antes de que surgiera una gran oportunidad. Amparo Soler Leal sufrió un ataque de apendicitis y Baró la sustituyó. Se trataba de la obra Harvey, de Mary Chase, ganadora del Premio Pulitzer en la que compartió escena con Marsillach y deslumbró con su talento.



A partir de entonces comenzó una carrera especialmente prolífica en el teatro con compañeros de la talla de José Luis López Vázquez, Luis Morris, Venancio Muro. Representó en aquel entonces Mi adorado Juan, de Miguel Mihura; Bobosse, de André Roussin, y El pan de todos, de Alfonso Sastre. Con la misma compañía se trasladó a Madrid, donde ha desarrollado en lo sucesivo la mayor parte de su carrera profesional.

Amparo Baró se dedicó también al cine, aunque en menor medida. En los años 60 participó en películas comerciales como Margarita se llama mi amor, de Tito Fernández; La chica del trébol, de Sergio Grieco; Tengo 17 años, de José María Forqué junto a Rocío Dúrcal; La banda del Pecas, de Jesús Pascual, y Carola de día, Carola de noche, de Jaime de Armiñán, con Marisol. En las siguientes décadas espació aún más sus apariciones en películas como El bosque animado, Soldadito español, Las cosas del querer, Boca a boca y Siete mesas de billar francés, por la que ganó el Goya.

Pero donde alcanzó mayor popularidad fue en la televisión. Su mayor éxito y reconocimiento se lo debe al papel de Soledad Huete en la serie 7 vidas, que interpretó durante siete años -1999-2006- y que le mereció más premios que todo el resto de su carrera. Tras el fin de 7 vidas, regresó a la pequeña pantalla con la serie El internado, que se estrenó en mayo de 2007 hasta octubre de 2010 y que en sus siete temporadas contó cada semana con más de cuatro millones de espectadores.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie