De la alfombra roja de los Globo de Oro al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos en Estrasburgo

El poder de Amal Clooney con y sin toga

La mujer de George Clooney acaparó todas las miradas a su llegada al Tribunal, donde defiende a Armenia ante la Corte Europea

por hola.com

Amal Clooney defiende y se defiende. La flamante abogada británica de origen libanés se enfrenta no sólo al reto de ser esposa de George Clooney sino también continúa al frente de su profesión como jurista experta en derechos humanos. Amal cambió por unas horas su estilo casual chic para asistir al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos en Estrasburgo.

VER GALERÍA

Con semblante sonriente, vestida con la tradicional toga y cargada de archivadores, así se presentó Amal Clooney ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo. Desde que se convirtiera en la mujer de uno de los hombres más poderosos de Hollywood su presencia despierta un gran revuelo mediático, tal y como ocurrió a su llegada a la Gran Cámara. No se veía a la señora Clooney desde que acompañara a su marido en la alfombra roja de los Globo de Oro, donde se convirtieron en la pareja del cine por excelencia.

Al margen de su condición de estrella, Amal continúa cumpliendo con su agenda laboral. Esta abogada especializada en derechos humanos, derecho internacional y en temas de extradición forma parte del equipo de abogados que ha defendido las tesis armenias en un juicio sobre el presunto genocidio perpetrado contra esta comunidad en Turquía durante la I Guerra Mundial y que acabó con la vida de 1,5 millones de personas. Amal Clooney ha sido la encargada de defender un recurso presentado ante el Tribunal, que falló a favor de Dogu Perincek , un político turco condenado en Suiza por negar el genocidio armenio de 1915. Perincek argumentó su derecho a la libertad de expresión fue violado cuando los tribunales suizos lo declararon culpable de negar el genocidio en 2005.

VER GALERÍA

Amal Alamuddin, que cambió de apellido tras casarse con el actor George Clooney, fue nombrada recientemente la mujer más poderosa de Londres por el rotativo británico Evening Standard. Y es que desde su boda en Venecia el pasado mes de septiembre, los casos de Amal han tenido mayor repercusión mundial. Tras su luna de miel, luchó por el retorno a Grecia de los mármoles del Partenón, expuestos en el Museo Británico de Londres desde hace casi dos siglos. Actualmente representa a uno de los periodistas de Al Yazira condenados en Egipto y ahora defiende al gobierno armenio. Antes de ser relacionada con el actor, fue célebre por haber representado al fundador de Wikileaks, Julian Assange, y a la ex primera ministra de Ucrania, Yulia Tymoshenko.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie