'Mi pelo está muy estropeado tras el verano, ¿cómo puedo arreglarlo?'

El cabello suele afrontar la vuelta de vacaciones en mal estado

por hola.com

El pelo es, no hay duda, uno de los grandes damnificados del verano. Seguro que tu peluquera habitual te advirtió de que protegieras tu cabello del sol antes de irte de vacaciones. Pero lo cierto es que no siempre nos acordamos de mimar el pelo en verano como sí lo hacemos con nuestra piel. Y, además, aunque se hayan tomado las medidas de protección necesarias para no dañar el cabello, en verano éste sufre las agresiones del viento, la arena, el sol y el agua, tanto en el mar como en la piscina. Además, los rayos UVA y UVB modifican la propia estructura del cabello. ¿El resultado? El cabello se deshidrata, se fragiliza y se abre en las puntas. Además, quienes llevan algún tipo de coloración, se encuentran con una pérdida absoluta de su tono habitual –no es extraño el tono verdoso que adquieren algunas melenas rubias-.

Ante este panorama, el cabello necesita recuperarse del verano y ponerse a punto de cara a la nueva temporada. Lo más recomendable sería pasar por la peluquería para darle un repaso al corte, especialmente en las castigadas puntas, y también al color, para compensar el aclarado de tono que produce la exposición solar.

Otra de las medidas de urgencia para devolver la vitalidad al cabello castigado son los productos de tratamiento, que ayudan a reparar las agresiones sufridas y protegen frente al frío y viento del otoño. El uso de mascarillas nutrientes ayuda a recuperar la flexibilidad y el brillo del pelo, así como la utilización de acondicionadores y champús hidratantes que cuidan el cabello durante el lavado. También los concentrados para reparar las puntas castigadas pueden ser muy útiles en esta época, especialmente, si no se desea cortar la melena.

"Lo mejor es utilizar productos de tratamiento para prevenir. No obstante, si llegamos tarde, para reparar el cabello de posibles agresiones externas sufridas durante el verano, se debe realizar un tratamiento más intensivo o de “choque”. En estos casos, los cabellos dañados requieren de un cuidado especial para recuperar suavidad y fluidez, además de un acabado que proporcione un aspecto controlado y un tacto suave. Para ello, es esencial utilizar a diario un champú con ingredientes reparadores –que nos ayudará a reconstruir la estructura capilar- y después aplicar una mascarilla nutritiva, que reestructurará en profundidad todo el largo del cabello y mejorará así su resistencia y flexibilidad. Es recomendable, al menos una vez por semana, dejar actuar la mascarilla nutritiva tanto tiempo como sea posible, enrollando el cabello en una toalla o cubriéndolo con un gorro de plástico”, nos explica Teresa Quiles, Brand Manager de la firma Schwarzkopf.


Existen, además, una serie de trucos muy útiles para tener el pelo en forma de cara a la nueva temporada.
• Utiliza peines y cepillos de materias naturales (madera, concha...) que respetan la fibra capilar y, además, evitan la temida electricidad estática.
• No abuses de aquellos productos de peinado (espuma, laca, gel...) que contengan alcohol en su composición, porque resecan el cabello.
• Usa colorantes vegetales, sin amoníaco, que respetan la fibra capilar.
• Lava tu cabello con la frecuencia indicada para su tipo de pelo, pero sin olvidar el uso de productos hidratantes.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie