El mejor aliado de la mujer más femenina: la barra de labios

Elegir el color puede ser un dilema. Nos ayudan las grandes marcas con sus novedades de cada temporada

por hola.com

Cuando la economía se ha convertido en uno de los principales quebraderos de cabeza de muchas personas, parece que, sin embargo, no renunciamos a seguir viéndonos guapas. Y es que ¿sabías que la estadística dice que paradójicamente, en épocas de crisis aumenta la venta de barras de labios? Hay quienes hablan incluso del lipstick effect (efecto pintalabios) para definir esta curiosa paradoja.

Y lo cierto es que este dato lo respaldan las cifras de ventas de productos cosméticos tras momentos complicados, como pudo ser la caída de las Torres Gemelas o, remontándonos aún más, durante las dos Guerras Mundiales. Parece ser que el motivo es que se recortan otros gastos, normalmente más cuantiosos, pero entre los pequeños caprichos, mantenemos la compra de productos asequibles, como puede ser la barra de labios, con el objetivo de sentirnos bien con la ayuda de este pequeño lujo asequible. Y es que parece que se cumple el sabio dicho de 'al mal tiempo, buena cara'.

Un poco de historia... El maquillaje de labios es tan antiguo como el hombre. De hecho, ¿sabías que ya Cleopatra lo usaba? En concreto, se aplicaba una mezcla de henna y carmín para dar color a su sonrisa. El primer color de labios que se comercializó a nivel global fue una pomada de la casa Guerlain del año 1828, compuesta por pomelo, mantequilla y cera. Y en 1860 el alemán Charles Meyer creó el primer color en forma de lápiz, hecho para el teatro, aunque las barras en estuches tal y como las conocemos actualmente no llegarían al gran público hasta 1915. Finalmente, el primer brillo comercial lo lanzó Max Factor en 1928, oponiéndose a la costumbre de los labios mates. "El rojo de labios tiene que tener el resplandor de un joya", declaraba Armand Petitjean que, en 1951, creó una de las barras míticas de Lancôme. "Una joya digna de mostrarse en las manos de la mujer más elegante". Y es que otra de sus señas de identidad -además de la evolución de las fórmulas y el amplio abanico de colores- es la constante renovación de los envases, convirtiendo a algunos de ellos en auténticas joyas de tocador.

...Y las últimas tendencias. Temporada tras temporada, las firmas renuevan sus gamas, presentando nuevos colores con los que conquistar el mercado. Queremos que seas la primera en enterarte de todas las novedades de cara a esta primavera, que llega llena de colores intensos y vibrantes y de dulces tonos pastel.
Pulsa en las imágenes de la izquierda para ver más detalles de nuestras propuestas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie