Javier Ruiz, colorista de Wella: 'El corte tiene que ir conjuntado siempre con el color'

Este experto asesor de imagen nos habla de todos los secretos de la coloración del cabello

por hola.com

Son muchas las dudas que surgen a la hora de cambiar el color del cabello. Mechas y tintes son uno de los servicios más demandados por las usuarias de peluquería, por lo que no es extraño que sean temas que interesan mucho. Por ello hemos recogido los consejos de Javier Ruiz, un experto asesor de imagen por cuyas manos han pasado numerosos rostros famosos y propietario de 20 salones Dynamic Look. El colorista oficial de la gama Kolestint, de Wella, nos despeja de forma clara las dudas que muchas mujeres tienen sobre la coloración. No se lo pierda.

Permanente, semipermanente, tono sobre tono… ¿Cuáles son las diferencias entre los distintos tipos de coloración que existen en el mercado?
La coloración permanente es la más utilizada. Cubre un 100% de los cabellos blancos y aclara hasta tres tonos el color natural del cabello. Con este tipo de coloración, el tinte penetra hasta el córtex, modificando desde dentro su color natural. En el caso de la coloración semipermanente, los pigmentos de color sólo se adhieren a la superficie de la cutícula y desaparece, progresivamente, después de ocho lavados. Cubre un 30% de las canas y no aclara el tono de base natural. En la coloración tono sobre tono el tinte sí atraviesa la cutícula pero no llega a asentarse en el córtex. Desaparece progresivamente con los lavados y puede aclarar hasta un tono la base natural del cabello.

¿Hay que tener en cuenta factores como el tono de la piel o los rasgos a la hora de decidirse por una determinada gama de color?
No hay una guía exacta para saber qué color de pelo se lleva mejor con los distintos tonos de piel u ojos, pero sí hay que tener en cuenta que el cabello transforma la expresión, dulcificando, endureciendo o marcando más los rasgos. Cada color aporta unos efectos concretos al rostro.

Aspectos como el corte o el largo de la melena… ¿pueden influir a la hora de que un color favorezca más o menos?
Por supuesto, el corte tiene que ir conjuntado siempre con el color. Cuando uno se fija en una famosa que le gusta y piensa que es por el color del cabello, en realidad lo que le atrae de ella es el conjunto de su look, que engloba el peinado, la textura, el corte y el color. Cada corte requiere unos contrastes de color concretos y cada trabajo de coloración exige un corte que lo potencie.

¿Hasta cuántos tonos puede aclararse el cabello sin necesidad de recurrir a la decoloración?
Con los tintes convencionales y sin decolorar previamente, sólo pueden aclararse hasta tres tonos. Hay firmas, como Kolestint Superaclarante, con las que se puede bajar hasta cuatro tonos la base sin tener que recurrir a un proceso previo de decoloración, pero lo ideal es jugar con tintes dos tonos por arriba o por debajo del color natural del cabello para no perder naturalidad.

¿Cuáles son los tonos más difíciles de conseguir?
Pasar de morena a rubia y que quede natural, no es fácil. Hay que tener en cuenta que en España, las bases de tonos medias son de un 3 o un 4 (castaños y morenos) y es de vital importancia, en el caso de la gente que se tiñe en casa, fijarse con detenimiento en el envase del tinte y observar el resultado que ofrece teniendo en cuenta tu tono de base.

¿Cada cuánto tiempo habría que retocar el color para estar impecable?
Si se lleva un tono uniforme, pleno y no demasiado diferente a tu color de base, basta con retocar las raíces cada mes. Si el color está bien contrastado es necesario hacerlo cada veinte días. (Continúa en página 2).

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie