Aires de fiesta: trucos y consejos para un maquillaje deslumbrante

Útiles recomendaciones para sacarse el mayor partido en las noches de Navidad

por hola.com

Noches de fiesta, con cenas y veladas en las que, quien más quien menos, se pone guapa. ¿Quiere ver nuestros trucos para una Navidad radiante?

  • Los accesorios, básicos. Es una norma fundamental: sin buenas brochas y pinceles, no hay maquillaje impecable. Sólo con ellos se consigue una aplicación a la medida del color y efectos de fundido con la piel.

  • Pestañas XXL. Capas y capas de máscara negra marcan la moda en maquillaje más actual. El rizapestañas se convierte en aliado imprescindible: si se usa antes de aplicar la máscara (hacerlo después aumenta el riesgo de quebrar las pestañas) abre la mirada al instante y le da más fuerza. Las más mañosas pueden atreverse con las pestañas postizas, recordando siempre que no se usa toda la pestaña entera, sino que se corta y entresaca para dejar sólo algunos pelos sueltos, que den un aspecto más poblado al pelo natural. Otra buena alternativa si no se ve muy mañosa, son las máscaras que combinan base incolora para dar volumen con la máscara de color.

  • No olvide el eye liner. Fino, grueso, pegado a la raíz de las pestañas, marcando la cuenca del ojo, haciendo "rabillo" o incluso en el párpado inferior… Los tonos más favorecedores para la noche son el siempre imbatible negro; el violeta profundo; el azul medianoche o, para las más jóvenes, el oro y el plata. Estos últimos se usan en trazo grueso, sustituyendo la sombra de ojos. Una de las ventajas del ‘eye liner’ es que, al no contener cera, como los lápices, dura más tiempo, si bien requiere cierta pericia. ¿El secreto para conseguir un trazo perfecto? En primer lugar, practicar. En segundo, apoyar la mano que dibuja la línea con la contraria, para una mayor estabilidad. Dominique Montcourtois nos ofrece un truco tan práctico como sencillo. Sentada ante una mesa, se pone un espejo en su superficie y se colocan los codos a cada lado del mismo. Inclinando la cabeza hacia abajo, se puede dibujar la línea con mucha facilidad, puesto que no se sostiene el pincel de ‘eye liner’ a pulso, sino que está apoyada.

  • ¿Con o sin brillo? Hay que optar por los gloss que no abusen de brillos de efecto espejo, con textura casi de vinilo, y optar por otros más suaves y cremosos. La textura de labios más actual oscila en torno al brillo satinado, sin exageraciones. Y, por otra parte frente a él se abren paso con cada vez más fuerza las fórmulas mates, que no son sinónimo de seco, sino de una terminación aterciopelada.

  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie