Apagar la sed del cabello

El pelo también necesita hidratación para estar radiante en verano

por hola.com

No sólo nuestra piel necesita mimos e hidratación durante los meses de verano. También el cabello sufre los rigores del estío. Así, aunque existe la mala creencia de que es malo lavar el pelo demasiado, no es cierto, siempre que se haga con un champú suave y agua tibia. Aunque el pelo no tiene sangre ni músculos, también se beneficia de la hidratación. De hecho, el pelo puede absorber su propio peso en agua y aumentar un 14% su diámetro. Sin embargo, cuando está mojado, se debilita, así que hay que tratarlo con cuidado, envolverlo en una toalla y dejarlo secar unos minutos antes de someterlo a la agresión que supone el peinado, según recomiendan los expertos.

Pero, ¿cuáles son los cabellos que más sufren el riesgo de deshidratación? Sin duda, los cabellos teñidos o permanentados, pero también los largos, que, al ser más viejos, tienen más tendencia a estropearse. La solución para este problema son los tratamientos de nutrición intensiva y las cremas protectoras, buenos aliados para proteger el cabello y el cuero cabelludo. Si el sol es intenso, se debe aplicar crema protectora cada dos horas. El agua no sólo hidrata, sino que también purifica y limpia, convirtiendo el baño en un maravilloso ritual. Desde H&S recomiendan un truco: dedicar algo más de tiempo al baño. Por ejemplo, a la hora de aclarar el cabello, hágalo una vez para eliminar la espuma y otra para añadir un extra de hidratación. No tenga miedo a la hora de ‘empapar’ su pelo, seguro que se lo agradecerá.

Es mejor lavar el pelo con agua tibia que caliente y, además, es importante mojar el cabello completamente antes de aplicar el champú, para que éste resbale y se distribuya a la perfección por todo el cabello. Con estos sencillos trucos, su pelo le estará eternamente agradecido. ¿Sencillo, no?

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie