Melenas 'XXL': un extra de mimos

Mascarillas, acondicionadores, cepillado... todos los trucos para cuidar una larga cabellera

por hola.com

Una melena larga, brillante, sensual, plena de luz y vida... Un pelo largo y bonito puede ser el mejor complemento de belleza de cualquier mujer, pero requiere no sólo tiempo para que crezca, sino cuidados especiales y muchos mimos. Porque si una melena vibrante puede ser un gran aderezo, un pelo seco, mate, sin vida, resta puntos y transmite una imagen descuidada y poco atractiva.

Ritmo de crecimiento
La media de crecimiento del cabello es de un centímetro al mes, aproximadamente un milímetro cada tres días. En verano, curiosamente, aumenta ligeramente la velocidad de crecimiento, y decrece en los días más fríos. No por cortarlo muy corto crecerá más rápido (aunque pueda parecerlo, dado que las variaciones de longitud serán más apreciables), pero tenemos una longitud tope de cabello. A partir de cierta medida (que varía con las personas), se abren las puntas, se rompe y corta.

Una característica del cabello largo es la diferencia de edad entre la raíz y las puntas: el cabello más cercano al cuero cabelludo es más joven, y por tanto, ha sufrido menos agresiones. Las puntas, sin embargo, tienen varios años de antigüedad, y por tanto, se encuentran más debilitadas.

Agentes externos
La acción de la luz, el agua, los secadores, champús demasiado agresivos, tintes y permanentes y un trato inadecuado del cabello mientras está mojado (y, por tanto, más vulnerable) dañan la cutícula. Se crean "agujeros" y huecos en esta capa, y el cabello se debilita. ¿Cómo evitar que los largos del cabello degeneren y pierdan su belleza? El primer paso es tener cuidado a la hora del lavado. Uno de los problemas más frecuentes de las melenas es que el cuero cabelludo está sucio, pero no así las puntas. Lo ideal es ser parco con el champú en medios y largos y, si es necesario un segundo lavado, limitarlo a la zona del cráneo.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie