Sáquele partido a sus pestañas

Útiles consejos de aplicación y todas las novedades en máscaras

por hola.com

La máscara de pestañas es el segundo cosmético más vendido del mundo tras la barra de labios, un producto del que existen cada vez más fórmulas diferentes. Pero, ¿sabemos cuál elegir para cada caso? He aquí los secretos para una elección y aplicación totalmente personalizada.

Fórmulas a la medida
Si tiene las pestañas...

  • Cortas y finas. Le irán bien las máscaras que combinan base alargadora y color. La clave es ser parca al aplicar la base preparadora y extenderla, sobre todo, en las puntas, dejándola secar bien antes de extender el color.
  • Cortas y espesas. Lo suyo son las máscaras alargadoras. Aplique la primera capa sólo en la raíz, déjela secar, y ponga la segunda en toda la longitud de las pestañas.
  • Largas y finas. Las fórmulas volumizadoras le pueden ir bien sólo si las utiliza aplicando capas muy finas, poco a poco. No descarte las alargadoras, aplicadas primero sólo en la raíz y, en la segunda capa, sólo en las puntas.
  • Largas y espesas. Le irán bien las máscaras con cepillo en forma de peine, que consiguen una buena separación entre las pestañas. También son recomendables las fórmulas rizadoras, que curvan ligeramente el pelo.
  • Muy rectas. No dude en recurrir a los rizapestañas, que a pesar de su aspecto de instrumentos de tortura dejan unas pestañas impecables. Además, use fórmulas o bien rizadoras o alargadoras, que no aporten demasiado peso.
  • Escasas. Existen dos buenas opciones. O bien usar una máscara doble, aplicando primero la base volumizadora, o elegir una fórmula con fibras sintéticas, que rellenan las pestañas y las hacen parecer mucho más espesas.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie