Pestañas postizas: magia en la mirada

Son un accesorio que puede ayudarnos a cambiar el 'look' de nuestros ojos para un momento especial

por hola.com

¿Quiere cambiar el look de su mirada por una noche? Según todos los maquilladores las pestañas son las que visten la mirada, así que, ¿por qué no probar con las pestañas postizas? Sólo hace falta un poco de destreza y lo más difícil -además de pegarlas, claro está- será elegir entre las mil y una fórmulas que ofrece el mercado.

Fueron uno de los accesorios favoritos de las pin-up de los años 50, quienes no dudaban en superponer tres o cuatro pares de pestañas postizas para atraer la mirada de los hombres. Así, se convierten en el toque final del maquillaje sofisticado y exigen mucha calma y un poco de entrenamiento para su colocación. El primer paso es depositar una finísima capa de pegamento cosmético hipoalergénico (generalmente vendido junto a las pestañas postizas o en departamentos de cosmética de los grandes almacenes) en el borde de las pestañas postizas con un palito de naranjo o cualquier objeto fino y romo. Hay que esperar 4 ó 5 segundos y colocar las pestañas empezando por el centro, para seguir después hacia el extremo interno y, finalmente, hacia el borde externo, fijándose con la ayuda del mismo palito. Si el pegamento se vuelve blanco, como sucede en ocasiones, se disimula con un trazo de eye-liner negro. Se finaliza siempre con una capa extra de máscara, sobre todo en el ángulo externo, para fundir las postizas con las genuinas. ¡Toque final! El aspecto que se consigue es el de una auténtica diva. Eso sí, no conviene abusar de la máscara para no parecer disfrazada.

En general, con las pestañas postizas, hay que dejar volar la imaginación y concederse algún momento que otro de locura... aunque sólo sea por una noche. Por eso no hay que tener miedo a las que tienen efectos especiales tales como colores, acabados metalizados, ¡incluso plumas o bolitas de strass! En la tienda de M.A.C. (tel. 91 523 73 85), así como en sus centros de El Corte Inglés, se pueden encontrar varios modelos, o también en Shepora.

Algunos trucos

  • Si tiene los ojos pequeños… Elija unas pestañas postizas poco pobladas y largas para abrir la mirada y resaltar el iris.
  • Si tiene los ojos redondos… Opte por las clásicas y corte una pestaña de cada dos para aligerar la mirada.
  • Si tiene los ojos saltones… Busque unas pobladas en la raíz y más finas hacia las puntas.
  • Si tiene los ojos almendrados… Las pestañas postizas densas y más espesas realzan la forma del ojo y le dan protagonismo.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie