¿Su pelo está triste?

Una firma capilar describe los problemas del cabello en invierno

por hola.com

Los consejos de Andy Uffels para tratar y prevenir el síndrome del 'pelo Sahara' son, entre otros, atacar el problema de raíz controlando la humedad de la atmósfera del hogar. Esto puede conseguirse mediante el uso de humidificadores que regulan los niveles de humedad y hacen menos drástico el cambio existente dentro y fuera de casa. Además, semanalmente, puede rociarse la habitación con agua o dejar un plato con agua encima del radiador para subir los niveles.

Uffels también recomienda aplicar semanalmente un aporte acondicionador ultra-hidratante que penetre profundamente en el cabello y reponga la humedad perdida. Esto permite conseguir un cabello más liso y se formará menos electricidad estática. Asimismo, Uffels aconseja utilizar cepillos de cerdas naturales en vez de plásticas.

El último es el síndrome del 'pelo gorro', propio de ambientes húmedos con temperaturas variables. El resultado son cabellos con distintos problemas: desde cabello estático a pelo sin volumen.

"Los síntomas de este síndrome son fáciles de reconocer. Cuando la mujer se quita el gorro, puede observar inmediatamente que su pelo tiene carga estática causada por la fricción entre el cabello y las fibras del gorro y una tendencia a engrasarse más rápidamente", continúa Shiel. Los gorros de lana en invierno protegen del frío, pero también causan estragos en el cabello. Un gorro ajustado puede provocar un exceso de actividad en las glándulas sebáceas con lo que el cabello se vuelve grasiento, especialmente en la raíz. Mientras la raíz está protegida, las puntas están expuestas al viento, frío y lluvia. Además, desde que la mayor parte de la gente aficionada al esquí lleva gorros, a estos síntomas hay que incluir la sequedad producida por el sol.

Para combatir este síndrome, Andy Uffels aconseja lavar el cabello con champú purificante para quitar el exceso de suciedad y la aplicación de una protección acondicionadora intensa, al menos una vez por semana, sobre todo en las puntas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie