¿Podemos conseguir que el pelo crezca más rápido?

Los expertos opinan que algunos factores pueden influir en el ritmo de crecimiento del cabello

por hola.com

Seguro que más de una vez, sobre todo cuando en la peluquería han metido la tijera más de lo deseado, se ha preguntado qué podría hacer para que su melena creciera más rápidamente. No está sola. Incluso algunas famosas han añorado sus antiguas cabelleras: cuentan que Jennifer Aniston se arrepintió durante meses de haberse decantado por la media melena.

Pero, ¿es posible acelerar el ritmo de crecimiento del cabello? Aunque seguramente muchas personas sentirán decepción, todo parece indicar que no. Y es de que ese ritmo viene determinado genéticamente y no se puede cambiar ni con crecepelos, ni con pócimas mágicas.

Lo único que puede hacer es cortar sólo las puntas con frecuencia (y usar mucho acondicionador para protegerlo mientras tanto cuanto se pueda), a medida que lo van necesitando: más importante que tener el pelo largo es lucirlo bonito, sano y con brillo, ya que nada hay más triste que una melena extensa, pero descuidada.

Pero aunque no hay una receta mágica, algunos expertos y profesionales del cabello consideran que sí que existen factores que pueden influir en el crecimiento más o menos lento del pelo. Es cierto que la ansiedad, una mala dieta alimenticia y el estrés pueden influir negativamente en el proceso de crecimiento del cabello. Una buena solución sería someterse a tratamientos de relajación y masajes, para así mejorar la circulación de la sangre.

Como decíamos antes, la longitud que alcanza el cabello de cada persona viene determinada genéticamente, y va disminuyendo a medida que pasan los años: con la edad, el cabello tiende a quebrarse antes que durante la adolescencia. Richard Ward, un prestigioso estilista británico, considera que la persona puede nacer ya con un crecimiento más o menos rápido de su pelo y añade, además, que durante los meses de verano, el crecimiento es más rápido.

Los complejos vitamínicos son una de las soluciones tradicionales para mujeres con problemas de pérdidas de cabello. Aunque cada persona necesita soluciones de diferentes características y recomendadas por un especialista, la vitamina B, el hierro, el zinc y el magnesio son vitales para un pelo saludable.

Son muchos los especialistas que consideran que el pelo crece más si la nutrición es la adecuada. Si comer sano es bueno para nuestra salud, también lo es para nuestro cabello; en este sentido, una dieta rica en vegetales y frutas es aconsejable para conseguir un pelo espléndido. Porque cuando la dieta se resiente, el pelo también sufre. Sobre todo, ¡hay que tener paciencia! Y si no, siempre nos quedarán las extensiones.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie