Llongueras: "Para llevar 'rastas' se precisa tener un espíritu joven"

El peluquero catalán explica los secretos del peinado de Beth

por hola.com

"No pienso cambiar de imagen ni para ir a Eurovisión ni para nada. No hace mucho que llevo las rastas". Así de contundente se mostraba Beth hace unos días. La flamante representante española en el festival de Eurovisión ha sido consecuente con su imagen, no la cambió para entrar en el programa y, además, parece que le ha dado buen resultado. El peluquero Lluís Llongueras nos desvela los secretos de un peinado juvenil que, seguro, volverá a ponerse de moda.

-¿Cuál es el secreto de las rastas?
Su gran movilidad y su vistosidad, pues crean una imagen diferente, salvaje, moderna.
-¿Son ‘aptas’ para todos los públicos?
Hay que saber llevarlas... Son una pauta jovial que precisa tener un espíritu joven.
-Sabemos que es una pregunta muy genérica, pero ¿cómo se hacen?
Encrespando el cabello, básicamente, aunque la calidad se la da el pulido posterior, pues es difícil dar un buen acabado.
-¿Hay diferentes tipos?
Desde más bastas y gruesas a más finas y pulidas. Las hay hechas en el propio pelo natural y las artificiales, más cómodas y prácticas. ¡Las que yo recomiendo!
-¿Son difíciles de llevar?
En absoluto. Es más, casi se olvida uno de que las lleva, en especial las artificiales, que son de "quita y pon"... Comodísimas.
-¿Puede darnos los consejos básicos para cuidarlas?
Apenas necesitan cuidados extras. Sólo en las naturales hay que cuidar las raíces al cabo de unos meses, cuando crecen.
-¿Considera femenino este peinado?
La feminidad, como la masculinidad, es ante todo una actitud personal. Las rastas son neutras y no olvidemos que nacen en Jamaica, popularizadas por Bob Marley.
-Una vez que se decide que se quiere dejar de llevar rastas, ¿cuál es el método para quitarlas?
Como yo las recomiendo postizas, en menos de un minuto está resuelto el problema. Pero cuando están hechas en el cabello propio, hay que dedicar horas de cuidadosa labor con tratamientos desde las puntas, desenredándo el cabello. Aunque lo cierto es que una gran parte de los jóvenes deciden cortarse el pelo. En otros casos, se aplican postizos sobre estos cortos. Hemos encontrado soluciones muy prácticas que no obligan a tener que cortar el pelo: en forma de coletero para aplicar en coletas, moños o pelo semirecogido, lo que aporta grandes posibilidades estéticas, o trenzándolos con el pelo largo natural, ya que deshacer las trenzas es mucho más fácil que "desenredar" rastas.

Llongueras cree que este peinado se puede lucir en cualquier ocasión... ¿por qué no para triunfar en el festival de Eurovisión?

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie