La princesa Ana de Inglaterra no ha cambiado de peinado en 30 años

La hija de la Reina Isabel también se ha mantenido fiel a su peluquero

por hola.com

Muchas mujeres apuestan por los cambios de ‘look’ muy a menudo, y qué mejor manera que dar un giro a la imagen que cambiando de peinado. Sin embargo, hay otras personas que se mantienen fieles a su estilo, por comodidad o por principios. Es el caso de la princesa Ana de Inglaterra, que apenas ha cambiado de peinado desde hace treinta años.

La hija de la reina de Inglaterra parece encantada con su peinado -suele lucir un clásico moño con mucho volumen en la parte delantera-, y se ha mostrado conservadora a lo largo de décadas a la hora de pasar por la peluquería, algo que casa la perfección con su tradicional estilo a la hora de vestir.

Y, como no podía ser de otra manera, la princesa también tiene un peluquero fijo, Michael Rasser, que recibió el pasado año la Medalla Real Victoriana precisamente por su labor como estilista de este miembro de la realeza. Esta decisión suscitó las críticas de algunos colegas de profesión, que no comprendieron cómo se premiaba a alguien que no ha cambiado ni un ápice el estilo de una de sus clientas más célebres, que consideran anticuado. El peluquero, propietario de los salones Michaeljohn, ha salido en defensa del ‘look’ de la princesa, aunque reconoce que a veces le ha sugerido cambiar su habitual moño.

Lo cierto es que su imagen ya ha dado de qué hablar en otras ocasiones, pues recientemente, el modisto Mr. Blackwell la incluyó en su lista de las peor vestidas. Pese a los comentarios, Ana de Inglaterra ha demostrado que es, cuando menos, una persona fiel a su estilo.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie