Estas Navidades déjese seducir por las miradas intensas

Las claves para que los ojos se conviertan en los grandes protagonistas

por hola.com

Seguro que en alguna ocasión se ha sentido con ganas (o con la necesidad) de maquillarse, de estar preciosa, de cautivar con su look a todos los que la rodean. Y, al tener que elegir entre intensificar su mirada o sus labios ha optado por la primera opción. Le vamos a dar una serie de trucos para ponérselo más fácil y para conseguir que sus ojos sean los grandes protagonistas.

La mejor forma de dar intensidad a la mirada es delinear los ojos, sea con la ayuda de un lápiz delineador o usando sombra de ojos aplicada con un pincel fino mojado en agua. El lápiz es muy cómodo y sencillo de usar, mientras que la sombra, que requiere más precisión, tiene la ventaja de ser más resistente al sudor.

Pero, no siempre es sencillo delinear el ojo: para hacerlo bien, comience por el párpado superior en la zona del lagrimal, y enmarque con una línea pegada a la raíz de las pestañas, que debe seguir hasta el extremo final del ojo. Repita el mismo proceso por el párpado inferior, aunque en éste es mejor comenzar en la mitad del ojo. Difumine bien para evitar que quede una línea demasiado marcada e intensa, lo que le ayudará a conseguir un aspecto más natural. Los colores más favorecedores son el castaño oscuro y el gris plomo, más suaves que el negro.

Después, extienda una sombra oscura (por ejemplo, en marrón o en gris aterciopelado) por todo el párpado superior. Es importante que lo haga con un buen pincel para conseguir una aplicación precisa, de nuevo sin líneas duras ni marcadas. Para potenciar ese aspecto de "profundidad" le conviene rizar las pestañas antes de aplicar la máscara o bien usar una fórmula que contribuya a curvarlas.

Pero, si no se siente aún segura con el maquillaje, recuerde que la forma más sencilla de resaltar la mirada es delinear los ojos con un lápiz o una sombra de ojos en tono castaño, aplicados justo en el nacimiento de las pestañas y difuminando mucho el trazo, para que se funda con la piel. Una vez que domine este paso básico, puede comenzar a experimentar con sombras y efectos más sofisticados. Y no olvide una cosa: como en cualquier campo, el maquillaje requiere cierta práctica que debe adquirirse gradualmente. ¡Lo importante es probar!

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie