El sorprendente cambio de imagen de Robin Williams

El simpático actor aparece con el cabello muy claro y grandes gafas en su último papel

por hola.com

El camaleónico Robin Williams ha vuelto a modificar su apariencia por exigencias del guión. En ‘Retratos de una obsesión’ da vida a Sy Parrish, un hombre entregado a su trabajo en un laboratorio fotográfico, donde su extraña mente confunde ilusión y realidad.
Para meterse en la piel de este inquietante personaje, Williams lleva grandes gafas, el cabello decolorado y amplias entradas, que le dan un aspecto avejentado, que es lo que más ha sorprendido a todos.

No es la primera vez que el norteamericano cambia de ‘look’ ya que, desde sus inicios como Popeye a su hilarante caracterización de la Señora Doubtfire, han sido muchas las ocasiones en las que se ha transformado para interpretar su papel.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie