Todas quieren ser rubias

Dos de las estilistas que cuidan de las melenas de estrellas como Michelle Pfeiffer, Liz Hurley o Heather Locklear hablan del color de su cabello

por hola.com

Sin embargo, también reconocen que hay rubias de oro, a las que este tono les sienta de maravilla. Es el caso de la bella Michelle Pfeiffer, Renée Zellweger, Cate Blanchett -"luce genial con cualquier tono, más claro o más oscuro", explica Hansford-, o Rachel Hunter, a la que, en opinión de las dos peluqueras, le queda muy bien el pelo luminoso. "En una ocasión se puso el cabello más oscuro y eso la cambió. Volvimos a ponerla de rubia y realmente salió muy favorecida", comenta. Oliver recuerda que este tono tiene una connotación juvenil e inocente y no es partidaria de recomendar cambios exagerados, del rubio al moreno y viceversa, por ejemplo.

"Gran parte de mi día de trabajo se basa en corregir tonos exagerados de rubio", explica Oliver, que trabaja en salón de Sally Hershberger para John Frieda en Melrose Place. Y confiesan que hay auténticas adictas a este color de pelo. La cosa más importante para Oliver es mantener la integridad de la melena: "No hay nada que quede peor o que dé más sensación de envejecimiento que una melena frágil y seca". La estilista intenta conseguir tonos de un rubio cálido, lejos de la apariencia blanquecina de algunos tintes.

En ambos casos recalcan, además, la necesidad de emplear productos específicos para mimar el color. Lo tienen muy claro al respecto: "Cuando te tiñes el pelo en casa por 10 dólares o vas a un salón y te dejas aún más dinero, es un poco absurdo usar champús y acondicionadores que acaban con el color en dos lavados", expica Handsford. Seguro que sus famosas clientas siguen sus recomendaciones.

Pinche aquí si quiere descubrir las claves para mimar el pelo rubio.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie