Mima tus rizos

Las claves para mantener tu pelo sano y cuidado

por hola.com

Sin duda, el pelo rizado da mucha personalidad. Pero es un cabello muy difícil, rebelde, que requiere unos cuidados muy especiales, pues es de sobra conocido lo difícil que es domar un pelo de estas características. Un paso fundamental es usar en primer lugar un champú suavizante e hidratante, para mimar el cabello, una mascarilla acondicionadora y luego no olvidar los productos para mantener el rizo vivo, con vigor y energía, como espumas o geles.

Se trata, además, de un cabello débil y que se rompe con facilidad. No refleja bien la luz debido a la estructura de su cutícula y suele ser más bien seco, por lo que la necesidad de la hidratación está fuera de dudas. Cuando el cabello se ondula demasiado, puede llegar a ser incluso incontrolable. Una de las maneras de peinar el cabello y que no se nos crispe es con un peine de tenedor (de púas largas y separadas) o con los dedos.

Y otro secreto a voces: es fundamental pasar a menudo por la peluquería, porque hay que cortárselo con asiduidad. La importancia del corte es fundamental y así lo ha explicado Jimmy Paul, asesor de la gama de productos capilares de Clinique: "Cuanto más largo, más peso y, por tanto, menos posibilidades de parecer una muñeca repollo". Hay que tener cuidado con los cortes excesivos, pues aunque mojado suele quedar bien, cuando se seca, encoge, y puede que el resultado no sea de nuestro agrado.

Ése es el motivo por el que las personas con el pelo rizado y corto suelen darle un aspecto mojado, pues esos mechones son los que dan el buen aspecto a la melena. Además, nadie mejor que usted conoce su pelo, y más en el caso del cabello rizado, en el que los rizos se mueven a su antojo. Por eso es fundamental que le transmita a su peluquero todos sus deseos y comentarios.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie