Este verano, aprovecha tus vacaciones para hacer deporte

Por Juan Rallo

by hola.com

Tal vez, a estas alturas del curso todavía no hayas planificado tus vacaciones. Así que, si eres de las de última hora, te puede venir muy bien este consejo.

El turismo deportivo es un recién nacido, un tipo de turismo recién catalogado, pero es un fenómeno que va en aumento, es cada vez más frecuente entre aquellos que aman el deporte, y además poco a poco se va abriendo al sector del turista convencional.

Las ventajas del turismo activo son muchas, aquí tienes algunas:

• Hacer de cada día, una experiencia nueva te ayuda a desconectar mucho más rápido que tirarte en una hamaca a leer. También hace que te lleves recuerdos mucho más intensos de tus viajes.

• Por otro lado, conseguirás volver más en forma de lo que te fuiste. Y, por supuesto, volverás con unas fotos mucho más chulas.

• Es más fácil conocer gente agradable en tus vacaciones activas que tumbada al sol y saliendo por las noches y además, lo bueno del deporte es que igual que aprovechas mejor el tiempo que lo practicas, también estarás más a gusto durante los descansos, pues serán más reponedores.

• Además, puedes ver unos paisajes prodigiosos que rara vez se ven desde los chiringuitos o las piscinas.

¿Y qué especialidad de turismo activo te recomiendo? Eso es muy personal, dependerá de tus gustos, pero aquí va una pequeña selección.

1) El submarinismo: el submarinismo en sí es ya una aventura, y una forma de relajarse sin igual. Estar sumergido en el agua hace que te sientas flotar, en otro planeta, y percibas sensaciones desde tu propio cuerpo y mente que de ninguna otra manera conseguirás. Pero, además, las inmersiones suelen ser en los lugares más exóticos de cada continente, de cada país o de cada zona. Por eso tienes garantizado, junto a unas buenas inmersiones, un excelente enclave para el resto del día. Sin duda, muy recomendable.

2) El cicloturismo: el cicloturismo se encuentra en un punto muy dulce en estos momentos. Por un lado, estamos copiando de nuestros hermanos europeos una forma de hacer turismo que en el resto del continente lleva décadas funcionando muy bien; y por otro, la enorme progresión que está viviendo el deporte del ciclismo. Así, en este momento puedes encontrar muy buenas empresas nacionales y europeas de cicloturismo que planificarán una ruta por donde tú quieras. Estas empresas se encargan de todo (mecánica, comidas, alojamientos, etc.), y cualquier cosa que necesites para sentirte bien. Y, desde luego, si quieres empaparte bien una zona, no hay mejor manera de conocerla que en bicicleta, te aseguro que el contacto que tienes con el entorno no se puede comparar a lo que percibes en otros vehículos motorizados.

3) Las grandes rutas de montaña: la montaña ya no se asocia solo a enormes botas, mochilas y cantimploras, la montaña ha rejuvenecido, y ahora los y las deportistas nos pegamos por conseguir un dorsal en cualquier carrera de montaña. Y este fenómeno está llevando a mucha gente a disfrutar de las bondades del aire puro y las excelentes vistas. Por eso, se están redescubriendo las grandes rutas Españolas. Si quieres un turismo activo, relajante y sano como ninguno, prueba la montaña. También encontrarás empresas especializadas que se ocuparán de todo para que te limites a disfrutar.

Más sobre: