Prevenir las patas de gallo, ¿misión imposible?

Cuatro 'tips' para minimizar este antiestético problema

por hola.com

Esas arruguitas que aparecen junto a nuestros ojos son una de las muestras más evidentes del paso del tiempo en nuestra piel. Es cierto que hay mujeres que las sufren en mayor medida y no hay un remedio milagroso para evitar que aparezcan, pero sí podemos intentar retrasar su aparición en la medida de lo posible, tomando varias precauciones. Te resumimos cuatro de ellas.

1. Evita forzar la vista. Acude al oftalmólogo una vez al año para revisiones periódicas, y si trabajas mucho tiempo delante del ordenador, instala un filtro protector en la pantalla, reduce el brillo al mínimo y cada hora, descansa la vista durante cinco minutos, alejando la mirada del monitor, parpadeando varias veces y, en caso de sequedad ocular, aplicando unas gotas de suero fisiológico.
2. Con luz. Intenta no ver la televisión en ambientes oscuros o cuando el reflejo de la luz (sea artificial o el de una ventana) incida sobre la pantalla.
3. Fumar también influye. El tabaco no sólo provoca flacidez debido a que la nicotina ataca las fibras de colágeno y elastina, sino que además, el humo desencadena un gesto de guiños y de ojos entornados que acaban provocando arrugas de expresión.
4. Las gafas de sol, imprescindibles. Usa gafas de sol amplias y con filtros de calidad, preferentemente en los colores verde, marrón o gris. No sólo te protegerá de la radiación ultravioleta, sino que además evitarás guiñar los ojos a causa de la luz, un gesto que no le viene nada bien a tu mirada.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie