¿Cómo lo protejo del sol? ¿Le afecta el cloro? Útiles consejos para cuidar tu cabello en verano

Toma nota de nuestras recomendaciones para presumir de melena saludable

por hola.com

Te hemos comentado muchas veces que en verano, factores externos como el sol, el cloro o el agua del mar pueden hacer más frágil y opaco el cabello. Y todo ello afecta a su belleza, pero también a su salud, pues en algunos se puede generar, o acentuar, una alopecia difusa. Los expertos de Svenson facilitan unos consejos para mantener la salud capilar también durante el verano

¿Protección solar también para el pelo?
Si cuidamos la piel cuando nos exponemos al sol, hay que hacer lo mismo con el cabello. Se debe utilizar un protector para evitar que los rayos ultravioleta del sol resequen el cabello, volviéndolo más quebradizo y seco. Es recomendable hacer esto cada vez que se salga de casa.

Sombreros, pañuelos, bandanas… buenos aliados
La exposición del cabello al sol en las horas de mayor calor puede dañar su ciclo de crecimiento. Por eso, además de la protección solar, también es recomendable cubrirlo con sombreros o pañuelos.

Ojo con el cloro y agua del mar
Aclarar el pelo tras un baño en la playa o en la piscina con agua dulce es fundamental para conseguir eliminar los restos de sal y de cloro. Estos, junto con el sol, son los peores enemigos del cabello. También se recomienda aplicar un bálsamo o acondicionador hidratante aftersun, para recuperar la suavidad del cabello.

Di sí a las mascarillas
Prueba a utilizar un champú o una mascarilla capilar, tanto antes como después de la exposición al sol. Esto ayudará a evitar la sequedad, aportando hidratación y flexibilidad al cabello.

¿Y si me tiño el pelo?
Para aquellas personas que utilizan tintes capilares es recomendable, no solo en verano, pero especialmente en esta época, el uso de tintes vegetales. Una coloración vegetal daña menos el cabello y se mantiene en perfectas condiciones con los efectos del cloro y del salitre.

Cuida tu alimentación
La nutrición y la hidratación no sólo hay que cuidarlas por fuera, sino también por dentro. Se recomienda beber entre 1,5l y 2l de agua al día y mantener una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, que nos aporten las vitaminas y minerales que necesita el cabello en esta época.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie