¡Presume de espalda!

Unos correctos hábitos posturales y algunos tratamientos cosméticos pueden ayudarte

por hola.com

Escondida –excepto en fiestas o compromisos muy muy especiales- durante el invierno, con el buen tiempo la espalda recupera el tiempo perdido y el armario apuesta por prendas que la dejan al aire libre. Si te gustan los escotes en la espalda –como los que han lucido un buen número de famosas en diferentes galas-, vamos a intentar ayudarte, con el asesoramiento de los profesionales de Caroli Health Club, que nos dan las pautas básicas para sacarle el máximo partido a esta parte tan sexy de tu cuerpo.

Una espalda en forma
¿Sabías que el dolor de espalda afecta a 8 de cada 10 personas en algún momento de su vida? Y nuestros hábitos suelen tener gran parte de la culpa: posturas prolongadas delante del ordenador, sentarse mal en la silla, coger demasiado peso y de forma incorrecta o andar encorvado... todo ello perjudica a nuestra espalda y termina por provocar lesiones, bajas laborales y molestias constantes.

"De nada sirve querer un cuerpo delgado y tonificado si no existe una higiene corporal", apunta el fitness manager de Caroli Health Club, Alejandro Escudero. Por ello, es necesario adoptar sencillas medidas para evitar algunos de estos problemas, como  los hombros antepulsados, la conocida “chepa”, cuellos adelantados respecto a los hombros o dolores cervicales. ¿Y cómo podemos conseguirlo? Con unos sencillos consejos que podrás llevar a cabo en tu día a día para minimizar estas dolencias.

  • Evita mantener la misma postura durante mucho tiempo: ¿llamas a tus compañeros para informarles de algo?, ¿comes delante del ordenador? ¡Date un respiro! Es necesario realizar pequeñas pausas cada hora. Prueba a aparcar el teléfono y acércate al escritorio del compañero para hablar con él, come con tranquilidad y camina un poco en un descanso. Tu espalda te lo agradecerá, fortalecerás tu musculatura y te sentirás mucho más activo.
  • Usa auriculares: si tu trabajo requiere estar pegado a un teléfono usa auriculares. Evitarás adoptar posturas incómodas y dolores en las cervicales.
  • Levanta el peso flexionando las piernas: la mayoría de la población cuando tiene que levantar peso dobla el tronco y no flexiona las rodillas. Esta acción, que puede parecer que no tiene importancia, termina generando lesiones musculares porque cargamos el peso en la espalda y no en las rodillas.
  • Mantén una posición adecuada en el trabajo: comprueba que tu escritorio o entorno laboral está adaptado a las necesidades de tu espalda. Alejandro Escudero recomienda que la espalda descanse en el respaldo de la silla, los pies deben descansar en el suelo y el ordenador debe estar más elevado que los ojos. ¡Con estos 3 consejos evitarás los dolores cervicales!

    Además, Alejandro Escudero propone “alternar una alimentación equilibrada en ingesta y gasto calórico para evitar el exceso de grasa en los brazos, realizar ejercicios cardiovasculares para mantener el equilibrio calórico correcto y por último hacer ejercicios de musculación”. “Eso sí, es necesario ponerse en manos de un especialista para que evalúe y diseñe los ejercicios para cada persona, según sus necesidades”, apunta.


Además, puedes mejorar la higiene corporal apuntándote a clases de yoga o pilates. El experto de Caroli Health Club asegura que “son dos disciplinas perfectas para tener una espalda equilibrada, sin dolores y bella”. Algunas de las posturas ideales para mejorar la postura son “la postura del gato-caballo, que simula el estiramiento de un gato y el movimiento contrario con la espalda en silla como un caballo”. 


Fuera imperfecciones
Pero además, para lucir una espalda bonita, la beauty manager del centro, Prado Martín, propone una exfoliación completa con Phytopeel, que limpia la piel con suavidad, elimina las impurezas más profundas y prepara la piel para las exposiciones solares. Además, ayuda a estimular el proceso de renovación celular y aclara la tez dejándola lisa y afinada.

Y no debemos olvidar la necesidad de protegernos de los rayos solares, ya que una sobreexposición puede provocarnos un envejecimiento prematuro de la piel. Para proteger nuestra piel de los agentes externos es necesario usar protector solar.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie