Autobronceadores, buen color sin ningún riesgo

Felicidad Carrera nos resume los secretos de este aliado de una piel morena

por hola.com

‘Quiero usar autobronceador, pero no sé muy bien cómo aplicarlo’. Es una de las dudas de belleza que suelen surgir a la hora de ‘enfrentarse’ a este producto que te permite lucir un buen color sin necesidad de exponerse a los efectos negativos del sol. Y es que, como aclaran desde los centros Felicidad Carrera, desde el punto de vista estético, el sol es uno de los grandes enemigos de nuestra piel y la principal causa del envejecimiento cutáneo.

¿Los motivos? Los rayos solares reducen los niveles de colágeno y de las fibras elásticas causando arrugas, descolgamiento y falta de densidad en la piel y, en general, fotoenvejecimiento que también se manifiesta con antiestéticas manchas (hiperpigmentaciones o léntigos solares). A partir de los 40 años, este tipo de problemas es uno de los primeros motivos de consulta de las mujeres que acuden a los centros de estética, pero también se ven con más frecuencia en personas más jóvenes, con fotoenvejecimiento a los treinta años y que ya han agotado prácticamente su capital solar.
Desde hace unos años los avances estéticos y cosméticos permiten lucir un buen tono de piel sin necesidad de exponernos a los rayos solares. Los autobronceadores son una alternativa.

En casa
Los expertos de Felicidad Carrera te dan las claves para sacarle todo el partido si vas a aplicarte un autobronceador en casa.
Con la piel limpia y exfoliada. Por ello, recomiendan ducharse antes de comenzar, exfoliar bien la piel del cuerpo y seguidamente aplicar el producto autobronceador.
Nunca a continuación de la crema hidratante. El producto autobronceador no se puede aplicar si hemos puesto crema hidratante, por eso tendríamos que retirarla con una ducha antes de aplicarlo.
Seguir un orden de aplicación. Se debe seguir un orden para que el resultado sea natural, y no pasar de una zona a otra del cuerpo al azar. En el centro, recomiendan empezar por los tobillos, evitar las plantas de los pies y en el empeine solo arrastrar el exceso de producto de las piernas, pues es una zona que se pigmenta mucho. Después, desde los tobillos hay que realizar movimientos circulares por las piernas distribuyendo la misma cantidad de producto en cada zona del cuerpo, después subimos a los glúteos, abdomen, senos, hombros, escote (el exceso de producto del escote lo arrastramos hacia el cuello para no pigmentarlo demasiado) y brazos, sin olvidar aplicar una pequeña cantidad en las axilas y arrastrar el exceso de producto de los brazos hacia el dorso de las manos. Inmediatamente conviene lavarse las manos, insistiendo en las palmas con jabón y entre los dedos pero sin frotar mucho el dorso. Para la zona menos accesible, la espalda, conviene contar con la ayuda de otra persona. Se debe extender muy bien, no dejar zonas sin producto ni con exceso y tratar de aplicar la misma dosis en todas las zonas.
¿Cada cuánto tiempo? Depende del producto, pues unos permanecen más tiempo que otros, pero la mayoría de los que se usan en casa deben aplicarse cada 4 o 5 días para mantener el tono.
Eliminar excesos o imperfecciones. Con un cosmético exfoliante podemos disimular los excesos y si el producto es muy resistente podemos recurrir a las cremas que se utilizan para decolorar el vello.

¿Y en el centro de belleza?
En los Centros Felicidad Carrera recomiendan el tratamiento autobronceador Corpora para lucir un bronceado uniforme y sin riesgos. Se trata de DHA, un extracto 100% natural extraído de la caña de azúcar que se aplica pulverizado mediante un equipo dispensador. El bronceado que se obtiene es muy natural y disponible en varios tonos que se seleccionan con el cliente. Precio 40 €.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie