Sol de invierno: ¡no descuides tu piel!

Hay que tener precaución cuando se sube a la montaña

por hola.com

En estos días frío de enero, no es extraño encontrarse con jornadas luminosas, en las que, pese a las bajas temperaturas, el sol se hace hueco y nos permite disfrutar de fines de semana en la montaña o el campo. Pero, eso sí, sin descuidar la protección de tu piel –tal y como recomiendan en Piz Buin-, porque el sol de invierno también puede jugarle una mala pasada.

  • Ojo con la nieve. Refleja un 80% de la radiación de los rayos ultravioleta; la arena de la playa, un 15%, y la espuma del mar, un 25%. O sea que si tienes pensado esquiar, ten mucho cuidado con la nieve y el sol.
  • Bien pertrechado. Aunque el sol a veces engaña, no hay que dejarse en casa el gorro, guantes y un buen equipamiento de montaña cuando se desarrollan actividades al aire libre.
  • El sol, más cerca. Cada 1.000 metros de altitud, los niveles de radiación ultravioleta aumentan aproximadamente un 10 por ciento. En la montaña el sol es más fuerte entre 11.00 y 15.00 horas, así que, aunque sea el momento más agradable, pues disminuye la sensación de frío, evita exponerte directamente.
  • La crema solar, imprescindible. No es sólo un cosmético de verano. Hay que aplicarlo 15 minutos antes de exponerse al sol con el fin de que el producto pueda absorberse correctamente. ¡Y no olvides las gafas de sol!
  • Cara bien hidratada... El frío y el viento resecan la piel. Los ojos, la nariz y los labios son zonas que se secan con facilidad. Para evitarlo, utiliza una crema hidratante, a ser posible con factor de protección.
  • ...Y también el cuerpo. Protege también su cuerpo: manos, rodillas y codos se deshidratan durante los días fríos. Cuida toda tu piel.
  • Al principio... Hay que prestar especial atención a los primeros días: utiliza un factor más alto en las primeras jornadas para que la piel se aclimate a las nuevas condiciones.
  • ¿Y si está nublado? Aunque haya nubes, no te descuides: los efectos de la radiación se producen durante todo el año, no dejes de aplicarte filtro solar aunque no veas el sol.
  • Y al llegar a casa... Después del día al aire libre, no te olvides de aplicarte after sun: te permitirá restaurar el nivel hidrolipídico del cuerpo y evitar el envejecimiento prematuro, además de mantener tu moreno.

¿Usas crema de protección solar también en invierno?

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie