Manos a la obra contra la celulitis

Útiles consejos para plantarle cara a la piel de naranja tras el invierno

por hola.com

Enfrentarse a la piel de naranja antes de que llegue el verano. Ese es uno de los objetivos de muchas mujeres cuando ven cómo los días comienzan a alargarse y las temperaturas ya animan a ir guardando las prendas más abrigadas. No es una cuestión fácil, pues el invierno es una época propicia para la proliferación de celulitis. ¿Los culpables? Un mayor sedentarismo, el uso de botas altas, ropa ajustada, medias que comprimen, la ingesta de alimentos contundentes… No hay duda: hay que ponerse manos a la obra.

  • Inicie cada día tomando un vaso de agua y un kiwi media hora antes de desayunar. Ayuda a depurar el organismo y facilita el tránsito intestinal.
  • Finalice cada ducha con un chorro de agua fría sobre las piernas, comenzando en los tobillos y subiendo hasta llegar a la cintura. Reactiva y estimula la circulación.
  • Aproveche el buen tiempo para caminar siempre que tenga ocasión. Si es más de media hora seguida y a buen paso, mejor que mejor.
  • La cosmética no hace milagros, pero es una buena aliada en la lucha contra la piel de naranja. El secreto de las cremas anticelulíticas consiste en ser constante en su uso y seguir las instrucciones al extenderlas: cada producto tiene su particular forma de aplicación, y conocerla y seguirla potencia su eficacia.
  • Realizar un pequeño masaje de drenaje cada vez que se aplica la crema alivia la retención de líquidos y estimula la circulación, lo que contribuye a movilizar y deshacer los nódulos de grasa.
  • No descarte combinar dos tipos de cosméticos reductores: uno de aplicación general, y otro más concentrado para las zonas rebeldes.
  • De nada sirve cubrirse de cremas de pies a cabeza si no se siguen unas reglas básicas de mantenimiento tales como una dieta sana y la práctica de algo de ejercicio.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie