¿Cómo evitar que las piernas sufran con el calor?

Consejos para eliminar la sensación de pesadez, tan habitual en verano

por hola.com

Los síntomas de la mala circulación, cansancio, pesadez, calambres, hormigueos o hinchazón en las piernas se agudizan en verano, cuando suben las temperaturas. Precisamente por este motivo, hay que prestar especial atención durante esta época del año para evitar problemas. Es una época, además, especialmente complicada para personas con problemas vasculares, como pueden ser las varices. Así lo apuntan los doctores Carlos Lisbona y Xavier Puncernau de la Unidad de Cirugía Láser de Varices, que señalan que las enfermedades venosas son estadísticamente las patologías más frecuentes entre la población. En concreto, se estima que un 80% de las mujeres mayores de 35 años padece varices. Vamos a intentar ayudarle diciéndole qué beneficia y qué perjudica a sus piernas, con nuestro particular "Se lleva" y "No se lleva".

Se lleva:

  • Caminar, y subir y bajar todas las escaleras que pueda. Olvide el ascensor.
  • Las duchas de agua fría en la zona (alternar chorros de agua fría y caliente, cuando nos duchamos).
  • Cambiar de postura con frecuencia, levantándose frecuentemente y dando cortos paseos. Hay que procurar no permanecer sentados o de pie por tiempo prolongado.
  • Los masajes ligeros, con crema hidratante desde el pie hacia el muslo.
  • Los deportes no bruscos en los que las piernas son protagonistas (montar en bicicleta, nadar…).
  • Mantener una dieta rica en fibra, que favorezca la correcta evacuación intestinal.
  • Ejercitarse poniéndose frecuentemente de puntillas y, al contrario, apoyar los talones y elevar el antepié cuando se debe permanecer mucho rato sentado o de pie.
  • Descansar elevando las piernas. Se pueden ejercitar incluso en la cama; levantando las piernas y moviéndolas como si se pedaleara en una bicicleta.
  • Aprovechar los días de playa para pasear por la orilla con las piernas dentro del agua.

    No se lleva:
  • Cruzar las piernas y permanecer de pie o en la misma postura durante mucho rato.
  • El calor, un enemigo declarado porque dilata los capilares, ralentizando aún más la circulación deficiente. Hay que evitar tomar el sol en exceso en las piernas y los ambientes muy húmedos, así como la depilación con cera caliente, etc.
  • La ropa ajustada que dificulte el retorno venoso.
  • El exceso de peso.
  • Emplear calzado con tacón de más de 4 centímetros.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie