Un buen maquillaje: el mejor aliado para disimular los pequeños defectos

Labios demasiado finos, ojos muy separados, una nariz bastante prominente... he aquí pequeños secretos de tocador para dar solución a cada caso

por hola.com

Ya se lo decían a Jack Lemmon en la última y famosísima secuencia de la mítica película Con faldas y a lo loco: ‘Nadie es perfecto’. Y pocas frases encierran una verdad tan grande... Sin embargo, en el caso del aspecto físico, el maquillaje se convierte en el mejor aliado para ayudarnos a disimular esos pequeños defectos que todos tenemos. ¿La clave? Saber cómo utilizarlo:

Nariz muy prominente
Cuando no nos gusta, lo que debemos hacer es centrar la atención en otro punto de nuestro rostro. Lo ideal es dar más importancia a los ojos. El colorete también se transforma en un ‘arma’ muy importante. Hay que aplicarlo como si fueran dos pequeñas chapetitas de rubor, sin pasarse. ¿Dónde? Sonríe y encontrarás el punto exacto: en los pómulos y hasta la sien. Además, jugando con dos tonos de la base de maquillaje (uno oscuro para hundir o estrechar y otro un poco más claro para agrandar, dar luz y resaltar) también se pueden obtener los resultados deseados.

Cuestión de labios
Estrechos, gruesos, descompensados... Todos tienen solución si se hace con un buen perfilador del mismo tono que sus labios. Así conseguirá dar la forma deseada. Fundamental: rellenar el labio con el mismo perfilador y es mejor si su fijación es duradera. Para dar volumen, lo mejor es aplicar gloss en el labio que lo necesite, pero sólo en el centro.

Mentón muy marcado
Es difícil de disimular, por eso es mejor trasladar la atención hacia la parte superior de nuestro rostro: ojos, pómulos, frente… En estos casos son muy útiles los iluminadores y el colorete, que deberá utilizar en la parte que quiera resaltar. El colorete debe aplicarlo desde los pómulos hasta el hueso de la sien.

Frente despejada
No sólo puede disimularla con el peinado. También en este caso los polvos de sol le ayudarán. Aplique sobre la base de la frente, justo en la línea de la raíz del pelo, una pequeña sombra de polvos de sol. En verano dan un resultado fantástico.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie