Desmaquillarse, un 'ritual' ineludible para presumir de buena piel

Le proponemos un recorrido por los distintos sistemas y productos que hoy día existen en el mercado para conseguir un rostro limpio y reluciente

por hola.com

A veces por cansancio, a veces por pereza, a veces por ambas cosas al mismo tiempo... lo cierto es que, quien más y quien menos, casi todas las mujeres se han saltado en alguna ocasión el proceso de desmaquillado. Un ritual que, aunque puede resultar un tanto tedioso, es fundamental para conservar en perfecto estado la salud de la piel, incluso, de aquellas pieles que normalmente no son maquilladas (a lo largo del día el rostro se ve cubierto por una fina capa de sudor, sebo y células muertas así como de partículas de contaminación ambiental... Si no se retira regularmente, esa suciedad puede tapar los poros y dar lugar a la aparición de impurezas).

Por ello, es muy importante conseguir que desmaquillarse se convierta en un acto cotidiano más de la higiene diaria, tal y como puede lo puede ser, por ejemplo, cepillarse los dientes. ¿Por qué sistema se decanta usted?:

Leche desmaquilladora
La fórmula más tradicional. Es una opción ideal para pieles secas y sensibles, y resulta muy eficaz ya que arrastra hasta el maquillaje más cubriente. Es conveniente usar después un tónico para eliminar cualquier rastro de limpiadora y aportar a la piel activos que refuerzan la acción del tratamiento.

Limpiadoras en crema
Ideales para cutis muy secos ya que, a menudo, están enriquecidos con aceites esenciales y aromas relajantes. Se aplican mediante un ligero masaje. Después se retiran con un algodón o toalla de mano mojada en agua tibia.

Espumas
Con textura de mousse, resultan muy ligeras y proporcionan una sensación realmente confortable. También se aclaran con agua.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie