Trucos 'caseros' para estar guapa

Algunos alimentos se convierten en un cosmético más de nuestro neceser y nos ayudan, por ejemplo, a combatir los granitos, la hinchazón de ojos o la sudoración excesiva

por hola.com

Algunos de los alimentos que encontramos en los mercados son, además de muy sabrosos y saludables, grandes aliados de nuestra belleza. Le contamos cuál de ellos resulta más apropiado para cada caso:

Conseguir una piel suave
Para tener una piel como la de un bebé se puede recurrir a los melocotones. Su zumo, en loción, producirá dicho efecto.

Combatir los granitos
Cuando el problema son los granos, el zumo de fresas bebido ayudará a combatirlo. Otra solución es frotar las espinillas con medio limón, dejar secar y retirar con agua templada.

Un tono apagado
Para la piel de aspecto triste y apagado, se puede recurrir a una mascarilla revitalizante como la que le proponemos: bata una clara de huevo a punto de nieve con un poco de sal. Añada 24 gotas de zumo de limón, aplique sobre el rostro y deje que repose hasta que se haya secado. Retírela con abundante agua templada y, posteriormente, aplique una crema hidratante.

Adiós a las ojeras:
Para hacerlas desaparecer pase sobre ellas un algodón empapado en té templado y mantenga los ojos cerrados y relajados. Después, póngase unas cuantas rodajas de patata cruda para hacer bajar la hinchazón.

Después de un día de fiesta
Para desintoxicar el hígado, recurra a las peras. Otro buen aliado es el zumo de limón, que blanquea los dientes, endurece las uñas y, además, combate las arrugas.

Manos deshidratadas y cortadas
Para las manos en mal estado, ralle una patata pelada y añada al puré obtenido unas gotas de aceite de oliva virgen. Aplique esta crema en forma de cataplasma dos veces al día.

Erupciones cutáneas
Las grosellas tienen fama de combatir con eficacia las erupciones cutáneas y son también un excelente depurativo.

Pieles grasas
Para ellas prepare una loción a partir de las rodajas con piel de un pepino que pondrá a cocer en litro y medio de agua mineral sin sal, durante 20 minutos. Cuele el líquido y guárdelo en la nevera en una botella de cristal hermética.

Sudoración excesiva
Para este problema suele dar buen resultado friccionar las manos mañana y noche con zumo de limón recién exprimido.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie