Y después del bronceado, ¿qué?

El primer paso después de tomar el sol es la limpieza y la aplicación de un producto 'after sun'

por hola.com

Los productos para después del sol son indispensables, incluso, si no se perciben las molestias típicas (enrojecimiento, calor e irritación) y el bronceado se ha conseguido con todas las precauciones.

Y es que los estragos en la superficie y en las capas profundas de la piel pueden existir aunque no se manifiesten externamente.
El primer síntoma pernicioso es la deshidratación; en la piel se forman arrugas, aparecen manchas pigmentarias, los anexos cutáneos se atrofian y las defensas inmunitarias disminuyen. En segundo lugar, la estructura del colágeno resulta modificada y, como consecuencia, se produce el envejecimiento cutáneo.
Querer estar morena a toda costa lleva a algunas personas a sufrir consecuencias nocivas por no adoptar unas mínimas medidas de precaución. No sólo se puede padecer enrojecimiento de la piel, sino que el sol excesivo puede provocar un melanoma maligno. Por ello, cada vez más se insiste en concienciar a la gente de los cuidados que debe tomar antes y después de la exposición solar.

Los cuidados post-solares
El primer paso después de tomar el sol es la limpieza: se deben eliminar los restos de bronceador, salitre del agua del mar o cloro de las piscinas. Una ducha con agua tibia y jabón suave serán suficientes para limpiar la epidermis. A continuación, se debe aplicar el after sun sobre la piel limpia y seca, por toda la cara y cuerpo.

Claves

  • A pesar de usar protectores solares, se hace necesario aplicar productos reparadores para equilibrar las funciones cutáneas.
  • La piel sufre una deshidratación. Necesita sustancias calmantes, hidratantes, nutritivas y antioxidantes.
  • Los productos post-solares suelen tener un efecto antiinflamantorio (descongestiona las pieles enrojecidas por el sol) y refrescante.

  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie