Recetas caseras para mimar su belleza

Le proponemos una selección de sencillos trucos y remedios

por hola.com
  • Codos resecos
    El problema de los codos secos es muy común. Para dar un aspecto terso a los codos, nada como comenzar cuanto antes a realizar un programa de exfoliación (no use piedra pómez: es un remedio demasiado agresivo que puede producir el efecto contrario) y de hidratación con cremas untuosas (no importa que sean de manos). Y, cada tres días, realice un tratamiento extra. Corte un limón por la mitad y frótelo sobre el codo. Su ácido cítrico actúa como exfoliante natural y contribuye a blanquear y aclarar la coloración oscura de esta zona. Después, aplique crema hidratante. Comenzará a observar resultados a partir de la primera semana, y en un mes, notará cómo la piel de los codos está mucho más suave y tersa.
  • Contorno de ojos
    Para drenar, reducir bolsas y atenuar ojeras, nada como el viejo truco de cortar dos rodajas de pepino fresco, recién sacado del frigorífico (que no del congelador, ojo), y descansar quince minutos tumbada y relajada con ellas sobre los párpados. Más barato y fácil, imposible.
  • Morderse las uñas
    Seguro que ya ha desistido en su empeño y ha probado miles de remedios. Pues aquí le vamos a proponer otro, ya que sí existe un truco. ¿Sabe cuál es la receta más eficaz para prestar más atención a sus uñas? Por obvio que parezca, nada como hacerse la manicura regularmente. Como mínimo, una vez por semana. Y si son dos, mejor. Muchas mujeres, por cortas que se vean sus uñas al principio y motivadas por el nuevo aspecto de sus manos, evitan la tentación de morderlas y consiguen que crezcan al sentirlas cuidadas. Y no está de más recurrir también a técnicas de reducción del estrés como la meditación, el yoga o el control mental, tratamientos que no sólo mejoran el aspecto de las manos sino, sobre todo, el estado de ánimo.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie