Broncearse con garantías

Un reciente estudio revela que el 92% de los centros de bronceado artificial incumple la normativa vigente

por hola.com

Confiéselo, el buen tiempo comienza a hacer de las suyas y, poco a poco, van a aumentando sus ganas de lucir bronceado. Tal vez las cabinas de rayos UVA puedan convertirse en un buen aliado pero, cuidado. Debe tener muy en cuenta que los centros de bronceado artificial deben cumplir una normativa bastante exigente y, precisamente, la mayoría suspende en este comentido. Así, el 92% incumple esas normas de reciente aprobación, según un estudio publicado por la revista Consumer. Así, tras realizar una serie de visitas a 130 locales, se llega a la conclusión de que sólo el 8% se ajusta a esa regulación que entró en vigor en enero de 2003.

Pero, ¿qué es lo que falla? Uno de los grandes problemas es la información, pues un gran número de establecimientos (un 58%) no advierte con un cartel de la prohibición del uso de máquinas de rayos UVA a menores de 18 años. Además, según la normativa, el centro debe entregar al cliente un documento indicándole los riesgos a los que se expone y las precauciones que debe tomar antes de tomar una sesión. El 76% de los centros no lo hizo.

Por ejemplo, pueden producirse lesiones oculares, por lo que la protección se hace indispensable y, curiosamente, el 16% de los centros permiten la entrada a la cabina sin tomar ninguna precaución.

Y, además, el 82% de los centros facilita cremas bronceadoras a sus clientes sin comprobar previamente su fototipo, un factor muy importante. Si a eso le sumamos que en más de la mitad de los centros (un 58%) no se exige a los empleados ninguna titulación, el panorama se torna bastante oscuro. Hay ciudades, como Barcelona, que pasan el examen con mejor nota, pero sin llegar al aprobado, pues sólo 4 de los 10 centros visitados en la Ciudad Condal sí cumplen la normativa. Aún así supera con creces a ciudades como San Sebastián, A Coruña o Alicante, donde ninguno de los centros visitados superó la prueba.

Por eso, es importante extremar las precauciones y, sobre todo, elegir un centro con garantías, que cumpla la normativa y que nos asegure que estamos en buenas manos a la hora de buscar una piel dorada.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie