Jabones dulces como la miel

Cada vez son más los productos que aprovechan las propiedades hidratantes de este alimento

por hola.com

Dulce, deliciosa y, además, una buena aliada de su belleza. Le hablamos de la miel, un ingrediente que, cada vez más, se va haciendo un hueco en la cosmética. Sola o combinada con ingredientes como el aceite de jojoba o la leche (una mezcla tan socorrida cuando llegan los resfriados), es la base de muchos jabones, un producto que, por otra parte, vuelve a recobrar su antiguo esplendor. Así, firmas como Oriflame, Nivea o L'Occitane no dudan en recurrir a las propiedades de este ingrediente ten goloso.

Y es que la miel no sólo endulza sus postres, sino que son de sobra conocidas sus virtudes calmantes, tonificantes y antibióticas (dice la leyenda que ya Hipócrates recomendaba sanar las heridas con miel). Usada como emoliente natural, la miel atrae y retiene la humedad en la piel, acondicionándola y aliviando la sequedad.

De hecho, el fruto del trabajo de las laboriosas abejas es uno de los componentes básicos de muchas recetas cosméticas caseras, como mascarillas o acondicionadores de cabello. ¿Se anima a darle un delicioso toque de dulzura a su piel?

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie