¿Es segura la liposucción?

Todas las claves de una de las intervenciones estéticas más demandadas

por hola.com

Por ello el paciente debe seleccionar un médico y un hospital que ofrezcan todas las garantías sanitarias. Es importante consultar con varios especialistas antes de decidirse por uno, y recuerde que no es una intervención barata. Desconfíe de los chollos y, sobre todo, de las organizaciones donde, en vez de ser atendida por un médico, es recibida por comerciales vestidos de engañosas batas blancas que le prometen el oro y el moro con tal de que firme un contrato por varios miles de euros.

Y es que la liposucción es una cirugía, no un tratamiento estético, y como tal debe tratarse, con total y absoluta seriedad y rigor médico.

Explicado grosso modo, consiste en la extracción de grasa corporal. Esto se consigue licuando primero esa grasa, lo que permite aspirarla mediante una cánula que se introduce bajo la piel. La ventaja es que no quedan más cicatrices que las incisiones de la entrada de la cánula (que no son mucho más anchas que una aguja de punto) y que, si no se gana mucho peso, la pérdida de volumen es permanente. Es un método excelente para acabar con esos "michelines", que no se van nunca, por delgada que se esté, aquellos resistentes a toda dieta. Pero no se recomienda cuando se trata de perder peso en general.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie