Broncearse a la mesa

Algunos alimentos ayudan a conseguir un moreno hermoso y progresivo

por hola.com

¿Quién no desea lucir un bello bronceado con la llegada del buen tiempo? Seguro que ya ha comenzado a preparar su neceser de playa y piscina con sus cremas bronceadoras y sus protectores solares. Pero, ¿sabía que su alimentación también puede ser útil a la hora de adquirir un tono dorado en su piel?

Probablemente ha oído en más de una ocasión la famosa coletilla "zanahorias, ¡qué bronceado!". Pues cierto es que este vegetal puede ayudarnos a la hora de conseguir un buen color de piel de forma progresiva, gracias a su aporte de carotenos, una sustancia que estimula la producción de melanina, responsable del tono de la piel. Es éste el alimento que tiene mayor fama por su capacidad de potenciar el bronceado, pero ¡no se coja una indigestión de zanahorias! Hay muchos otros alimentos que también son ricos en carotenos, como el tomate, la lechuga, el melón, el berro, el maíz hervido, el mango, el perejil, el albaricoque o la calabaza. En general, se podría decir que el aceite de oliva, la fruta y los vegetales frescos tienen propiedades antioxidantes y son ricos en betacarotenos, psoralenos y licopenos, por lo que pueden ayudarnos a ponernos morenos, eso sí, sin olvidar nunca las cremas protectoras para evitar sorpresas desagradables.

Además, para conseguir un bronceado atractivo, puede incluir en su dieta alimentos que le proporcionen proteínas. Y no hay que olvidar que la dieta también puede ser eficaz para luchar contra los radicales libres gracias al efecto antioxidante de algunos alimentos, entre los que se encuentran los kiwis, las alcachofas, las espinacas, las naranjas, las fresas, el tomate o las grosellas.

Además, se encuentra en el momento justo para cambiar sus hábitos alimenticios, pues conviene iniciar esta dieta en los meses de mayo y junio, para así conseguir luego, cuando disfrutemos de nuestras vacaciones, un bronceado uniforme y atractivo.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie