Cosmética a los 20 años

La limpieza y la hidratación de la piel, básicas en esta edad

por hola.com

Aunque a los 20 años la piel suele encontrarse en uno de sus mejores momentos, lo cierto es que también necesita mimos. Aunque las arrugas aún queden lejos, el cutis en la juventud también tiene sus problemas concretos, y es que cada edad requiere unos cuidados. La contaminación, las largas noches de fiesta, la falta de descanso o el sol pueden comenzar a hacer mella en el cutis. ¿Cómo? Dejando entrever las primeras líneas finas de expresión y una piel poco luminosa y cansada. Por ello, no debe descuidarse. Le damos las claves.

A los 20 años es fundamental seguir un riguroso programa de higiene, sobre todo cuando la piel es mixta o grasa. El primer paso es elegir la fórmula limpiadora más adecuada a su tipo de piel. La leches untuosas son recomendables para los cutis secos y sensibles. Las leches más ligeras, para los cutis normales o los mixtos. Y los geles al agua o los jabones dermatológicos, para las pieles grasas. Lo más importante es limpiar el cutis cada noche, incluso si no se maquilla, para así eliminar todo rastro de suciedad y dejar la piel preparada para el tratamiento posterior.

La piel se ensucia y aparecen granitos o puntos negros: prohibido tocárselos, pues la piel se irrita y acaba peor de lo que estaba. En su lugar, y sobre todo si tiene la piel grasa, debe usar un jabón para limpiar la piel de todas esas impurezas.

Y, tras la limpieza, la hidratación. Si la piel es seca, puede usar cremas untuosas, pero si tiende a ser grasa, los productos oil free serán sus mejores aliados. La mayoría de las firmas tienen productos específicos para las pieles jóvenes. Tampoco estará de más usar una mascarilla limpiadora una vez por semana, especialmente en las áreas donde pueden aparecer impurezas, como es la zona T (frente, nariz y barbilla).

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie